Creado un cyborg de Esperanza Aguirre.

4 febrero, 2014

Cucaracha ciborg TechOn

MADRID, 3 Feb. (Portaltic/EP) –

Un grupo de investigadores ha creado una célula de gasolina susceptible de formar sensores de redes inalámbricas con ciborgs de insectos. En concreto se trataría de un conjunto de cucarachas autosuficientes en la generación de energía y que llevarían una batería adherida al torso.
Este avance permite la incorporación de la electrónica a los seres vivos, lo que se realiza mediante la propia alimentación de los insectos. Para ello los científicos han desarrollado una batería, con una elevada autonomía, que puede ser cargada con los propios fluidos del insecto a través de la glucosa de su organismo.

El proyecto ha sido llevado a cabo por científicos de la Universidad de Osaka y la Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio (TUAT), según ha recogido TechOn. Además, el invento cuenta con un prototipo de batería impreso en 3D que ha logrado obtener 50,2 microvatios de una sola cucaracha.


(clásicos) Las ley de la transformación de la cantidad en cualidad; Engels.

28 enero, 2014

DIALECTICA1

(Desarrollar la naturaleza general de la dialéctica, como ciencia de las concatenaciones, por oposición a la metafísica.)

Las leyes de la dialéctica se abstraen, por tanto, de la historia de la naturaleza y de la historia de la sociedad humana. Dichas leyes no son, en efecto, otra cosa que las leyes más generales de estas dos fases del desarrollo histórico y del mismo pensamiento. Y se reducen, en lo fundamental, a tres:
ley del trueque de la cantidad en cualidad, y viceversa;
ley de la penetración de los contrarios;
ley de la negación de la negación.

Las tres han sido desarrolladas por Hegel, en su manera idealista, como simples leyes del pensamiento: la primera, en la primera parte de la Lógica, en la teoría del Ser; la segunda ocupa toda la segunda parte, con mucho la más importante de todas, de su Lógica, la teoría de la Esencia; la tercera, finalmente, figura como la ley fundamental que preside la estructura de todo el sistema. El error reside en que estas leyes son impuestas, como leyes del pensamiento, a la naturaleza y a la historia, en vez de derivarlas de ellas. De ahí proviene toda la construcción forzada y que, no pocas veces, pone los pelos de punta: el mundo, quiéralo o no, tiene que organizarse con arreglo a un sistema discursivo, que sólo es, a su vez, producto de una determinada fase de desarrollo del pensamiento humano. Pero, si invertimos los términos, todo resulta sencillo y las leyes dialécticas, que en la filosofía idealista parecían algo extraordinariamente misterioso, resultan inmediatamente sencillas y claras como la luz del sol.

Por lo demás, quien conozca un poco a Hegel sabe que éste aduce también, en cientos de pasajes, los ejemplos concretos más palpables tomados de la naturaleza y de la historia para ilustrar las leyes dialécticas.

No nos proponemos escribir aquí un tratado de dialéctica, sino simplemente demostrar que las leyes dialécticas son otras tantas leyes reales que rigen el desarrollo de la naturaleza y cuya vigencia es también aplicable, por tanto, a la investigación teórica natural. No podemos, por consiguiente, entrar a estudiar la conexión interna de estas leyes entre sí.
I. Ley del trueque de la cantidad en cualidad, y viceversa. Podemos expresar esta ley, para nuestro propósito, diciendo que, en la naturaleza, y de un modo claramente establecido para cada caso singular, los cambios cualitativos sólo pueden producirse mediante la adición o sustracción cuantitativas de materia o de movimiento (de lo que se llama energía).
Todas las diferencias cualitativas que se dan en la naturaleza responden, bien a la diferente composición química, bien a las diferentes cantidades o formas de movimiento (energía), o bien, como casi siempre ocurre, a ambas cosas a la vez. Por consiguiente, es imposible cambiar la cualidad de un cuerpo sin añadir o sustraer materia o movimiento, es decir, sin un cambio cuantitativo del cuerpo de que se trata. Bajo esta forma, la misteriosa tesis hegeliana, no sólo resulta perfectamente racional, sino que se revela, además, con bastante evidencia.

No creemos que haga falta pararse a señalar que los diferentes estados alotrópicos y conglomerados de los cuerpos, al descansar sobre una distinta agrupación molecular, responden también a cantidades mayores o menores de movimiento añadidas al cuerpo correspondiente.
Pero, ¿y los cambios de forma del movimiento o de la llamada energía? Cuando transformamos el calor en movimiento mecánico, o a la inversa, cambia la cualidad, mas ¿la cantidad permanece igual? Exactamente. Ahora bien, los cambios de forma del movimiento son como los vicios de Heine: cualquiera por separado puede ser virtuoso; en cambio, para el vicio tienen que juntarse dos.2 Los cambios de forma del movimiento son siempre un fenómeno que se efectúa entre dos cuerpos por lo menos, uno de los cuales pierde una determinada cantidad de movimiento de esta cualidad (por ejemplo, calor), mientras que el otro recibe la cantidad correspondiente de movimiento de aquella otra cualidad (movimiento mecánico, electricidad, descomposición química). Por tanto, cantidad y cualidad se corresponden, aquí, mutuamente. Hasta ahora, no se ha logrado convertir una forma de movimiento en otra dentro de un solo cuerpo aislado.
Aquí, por el momento, sólo hablamos de cuerpos inanimados; para los cuerpos vivos rige la misma ley, pero ésta actúa bajo condiciones muy complejas, y, hasta hoy, resulta todavía imposible, con frecuencia, establecer la medida cuantitativa.

Si nos representamos un cuerpo inanimado cualquiera dividido en partes cada vez más pequeñas, vemos que no se opera, por el momento, ningún cambio cualitativo. Pero esto tiene sus límites: si logramos, como en la evaporación, liberar las distintas moléculas sueltas, podremos, en la mayor parte de los casos, seguir dividiéndolas, aunque solamente mediante un cambio total de la  cualidad. La molécula se descompone ahora en los átomos, los cuales presentan cualidades completamente distintas de aquélla. En moléculas formadas por distintos elementos químicos, vemos que la molécula compuesta deja el puesto a los átomos o a la molécula de estos elementos mismos; y en las moléculas elementales, aparecen los átomos libres, que producen resultados cualitativos completamente distintos: los átomos libres del oxígeno en estado naciente consiguen como jugando lo que jamás serían capaces de lograr los átomos del oxígeno atmosférico vinculados en la molécula.

Pero ya la misma molécula es algo cualitativamente distinto de la masa corpórea de que forma parte. Puede llevar a cabo movimientos independientemente de ésta y mientras ésta permanece en aparente quietud, como ocurre, p.e., en las vibraciones del calor; puede, por medio del cambio de situación y de la trabazón con las moléculas vecinas, colocar al cuerpo en un estado alotrópico o de conglomerado, etc.
Vemos, pues, que la operación puramente cuantitativa de la división tiene un límite, a partir del cual se trueca en una diferencia cualitativa: la masa está formada toda ella por moléculas, pero es algo esencialmente distinto de la molécula, lo mismo que ésta es, a su vez, algo esencialmente distinto del átomo. Sobre esta diferencia descansa precisamente la separación entre la mecánica, como ciencia de las masas celestes y terrestres, de la física, que es la mecánica de la molécula, y de la química, que es la física de los átomos.

En la mecánica no se dan cualidades, sino, a lo sumo, estados como los de equilibrio, movimiento y energía potencial, todos los cuales se basan en la transferencia mensurable de movimiento y pueden expresarse de por sí de un modo cuantitativo. Por tanto, en la medida en que se produce aquí un cambio cualitativo, este cambio se halla condicionado por el cambio cuantitativo correspondiente.

La física considera los cuerpos como químicamente inmutables o indiferentes; estudia solamente los cambios de sus estados moleculares y las alteraciones de forma del movimiento, que la molécula pone en acción en todos los casos, por lo menos en uno de los dos lados. Todo cambio es aquí un trueque de cantidad en cualidad, una sucesión de modificaciones cuantitativas de la cantidad de movimiento de cualquier forma inherente al cuerpo o comunicado a él. “Así, por ejemplo, vemos que el grado de temperatura del agua es, al principio, indiferente por lo que se refiere a su fluidez líquida; pero, al aumentar o disminuir la temperatura del agua fluida, se llega a un punto en el que este estado de cohesión cambia y el agua se convierte, de una parte, en vapor y de otra parte en hielo” (Hegel, Enzyklopädie, Obras completas, tomo VI, pág. 217).3 Del mismo modo, hace falta una determinada intensidad mínima de corriente para que el alambre de platino de la lámpara eléctrica se encienda; asimismo, vemos que todo metal tiene su punto térmico de combustión y de fusión y todo líquido su punto de congelación y de ebullición, bajo una presión determinada, en la medida en que los medios de que disponemos nos permitan producir la temperatura necesaria; y, finalmente, que todo gas llega a un punto crítico, en el que la presión y el enfriamiento lo licuan. En una palabra, las llamadas constantes de la física no son, en la mayoría de los casos, otra cosa que indicaciones de puntos nodulares en que el «cambio»,4 la adición o sustracción cuantitativa de movimiento, provoca un cambio cualitativo en el estado del cuerpo de que se trata; en que, por tanto, la cantidad se trueca en cualidad.

Pero el campo en que alcanza sus triunfos más imponentes la ley natural descubierta por Hegel es la química. Podríamos decir que la química es la ciencia de los cambios cualitativos de los cuerpos como consecuencia de los cambios operados en su composición cuantitativa. Esto lo sabía ya el propio Hegel (Logik, Obras completas, III, pág. 433).5 Basta fijarse en el oxígeno: si se combinan tres átomos para formar una molécula, en vez de los dos de la combinación usual, tenemos el ozono, un cuerpo que se distingue claramente del oxígeno corriente, tanto por el olor como por los efectos. Y no hablemos ya de las diferentes proporciones en que el oxígeno se combina con el nitrógeno o el azufre y cada una de las cuales forma un cuerpo cualitativamente distinto de los otros. El gas hilarante (monóxido de nitrogeno N2O) es muy distinto del anhídrido ácido-nítrico (pentóxido nítrico N2O5). El primero es un gas; el segundo, bajo temperatura corriente, un cuerpo sólido cristalino. Y, sin embargo, toda la diferencia de composición entre ambos cuerpos se reduce a que el segundo contiene cinco veces más oxígeno que el primero, y entre uno y otro se hallan, además, otros tres óxidos del nitrógeno (NO, N2O3, NO2), todos ellos cualitativamente distintos de aquellos dos y entre sí.

Y esto resalta todavía de un modo más palmario en las series homólogas de las combinaciones de carbono, de los hidrógenos carburados más simples. La más baja de las parafinas normales es el metano, CH4; las cuatro unidades combinadas del átomo del carbono se saturan aquí con cuatro átomos de hidrógeno. La segunda, el etano, C2H6, combina entre sí dos átomos de carbono y satura las seis unidades libres combinadas con seis átomos de hidrógeno. Y así sucesivamente, pasando por C3H8, C4H10, etc., con arreglo a la fórmula algebraica CnHn2 + 2, de tal modo que, al aumentar cada vez un CH2, va produciéndose, una vez tras otra, un cuerpo cualitativamente distinto de los anteriores. Los tres miembros más bajos de la serie son gases; el más alto que se conoce, el hexadecano, C16H34, un cuerpo sólido, cuyo punto de ebullición son los 270 grados C. Y exactamente lo mismo se comporta la serie de los alcoholes primarios derivados (teóricamente) de las parafinas, con la fórmula CnH2n+2O, con respecto a los ácidos grasos, monobásicos (fórmula: CnH2nO2). Qué diferencia cualitativa puede producir la adición cuantitativa de C3H6 nos lo enseña la experiencia, cuando ingerimos alcohol etílico C2H6O, bajo cualquiera de sus formas potables, sin mezcla de otros alcoholes y cuando ingerimos el mismo alcohol etílico, pero añadiéndole alcohol amílico C5H12O, que forma el elemento principal integrante del infame aguardiente amílico. Nuestra cabeza se da clara cuenta de ello, sin duda alguna, a la otra mañana, bien a su pesar, hasta el punto de que bien puede decirse que la borrachera y el consiguiente malestar del día siguiente vienen a ser como la cantidad transformada en cualidad, por una parte del alcohol etílico y, por otra, de la adición de este C3H6.

En estas series químicas, la ley hegeliana se nos presenta, además, sin embargo, bajo otra forma. Los miembros inferiores sólo admiten una única estratificación mutua de los átomos. Pero, una vez que el número de átomos combinados en una molécula alcanza la magnitud determinada para cada serie, la agrupación de los átomos en la molécula puede efectuarse de múltiples modos; pueden presentarse, por tanto, dos o más cuerpos isómeros que, aun conteniendo el mismo número de átomos de C, H u O en una sola molécula, sean, no obstante, cualitativamente distintos. Podemos, incluso, calcular cuantas de estas isomerías pueden darse en cada miembro de la serie. Así, tenemos que en la serie de la parafina, para la fórmula C4H16 pueden darse dos, y para la fórmula C5H12 tres; en los miembros superiores de la serie, el número de posibles isomerías va aumentando muy rápidamente. Es, por tanto, una vez más, el número cuantitativo de átomos contenidos en la molécula el que sienta la posibilidad y, una vez comprobada ésta, el que condiciona, además, la existencia real de estos cuerpos isómeros cualitativamente distintos.

Más aún. Partiendo de la analogía de los cuerpos que conocemos en cada una de estas series, podemos sacar conclusiones con respecto a las propiedades físicas de los miembros de la serie que aún no conocemos y predecir con bastante seguridad estas cualidades, el punto de ebullición, etc., en cuanto a los miembros que vienen inmediatamente después de los conocidos.

Finalmente, la ley de Hegel no rige solamente para los cuerpos compuestos, sino también para los mismos elementos químicos. Ahora, sabemos que “las propiedades químicas de los elementos son una función periódica de los pesos atómicos” (Roscoe-Schorlemmer, Ausführliches Lehrbuch der Chemie [“Tratado detallado de química”], tomo II, pág. 823),6 es decir, que su cualidad se halla condicionada por la cantidad de su peso atómico. Y la prueba de esto se ha llevado a cabo de un modo brillante. Mendeleiev ha demostrado que en las series de elementos afines, ordenadas por sus pesos atómicos, aparecen diferentes lagunas, indicio de que quedan nuevos elementos por descubrir. Uno de estos elementos desconocidos, a que Mendeleiev dio el nombre de ekaaluminio,7 porque en la serie que comienza con el aluminio sigue a éste, fue descrito de antemano por él con arreglo a sus propiedades químicas generales, prediciendo aproximadamente tanto su peso atómico y específico como su volumen atómico. Unos cuantos años después, descubría realmente Lecoq de Boisbaudran este elemento, y las predicciones de Mendeleiev se confirmaban, salvo muy pequeñas variantes. El ekaaluminio se hacía realidad en el galio (obra cit., pág. 828). Mediante la aplicación -no consciente- de la ley hegeliana del trueque de la cantidad en cualidad, había logrado Mendeleiev llevar a cabo una hazaña científica que puede audazmente parangonarse con la de Leverrier al calcular la órbita de Neptuno, cuando todavía este planeta era desconocido. En la biología, al igual que en la historia de la sociedad humana, se comprueba a cada paso la misma ley, pero aquí no queremos apartarnos de los ejemplos tomados de las ciencias exactas, donde las cantidades son exactamente mensurables e investigables.

Es probable que esos mismos señores que hasta el presente han venido denostando el trueque de la cantidad en cualidad como misticismo e incomprensible transcendentalismo, digan ahora que es algo evidente por sí mismo, consabido y trivial, algo que ellos aplican desde hace mucho tiempo y que, por consiguiente, no les enseña absolutamente nada nuevo. No cabe duda de que constituye siempre un hecho histórico-universal el proclamar por vez primera bajo la forma de su vigencia general una ley universal que rige para el desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento. Y si esos señores se han pasado la vida viendo cómo la cantidal se trocaba en cualidad, pero sin saberlo, tendrán que consolarse con aquel monsieur Jourdain de Molière,8 que se pasó también la vida hablando en prosa sin tener ni la más remota idea de ello.

Pág. 41-46 de “La dialéctica de la naturaleza”; F. Engels


Subfusiles soviéticos de la Gran Guerra Patria, los AK-47 de los años 40

15 agosto, 2013

Imagen

A principios de los años 30, el alto mando militar soviético vio la necesidad de un arma más compacta y manejable que el fusil Mosin-Nagant, que proporcionase mayor potencia de fuego a corto alcance. El arma que cubría estas necesidades era el subfusil, que ya había sido empleado a finales de la Primera Guerra Mundial.

El subfusil es un arma automática que dispara munición de pistola, lo que le da control en el tiro en ráfaga, haciéndolo superior al fusil de cerrojo en espacios cerrados, aunque una vez fuera de su alcance efectivo de unos 100 metros no sirve de mucho.

El arma elegida para entrar en servicio en las fuerzas de defensa soviética fue la PPD, introducida al servicio en 1935. Inicialmente no fue producida en gran número, ya que se la consideraba un arma especializada. En los primeros 4 años de servicio solo fue utilizada por las fuerzas internas del NKVD y la Guardia Fronteriza, pero el estallido en el año 1939 de la guerra de invierno contra los finlandeses dio lugar a la necesidad de la PPD para asaltar las defensas de la aun inacabada línea Mannerheim. Para el año 1940 la producción en masa del arma ya estaba en marcha y las unidades del Ejército Rojo empezaron a recibirlas, donde eran entregadas principalmente a comisarios políticos.

Imagen

Partisanos en Bielorusia, el del fondo está armado con una PPD

La PPD-40, como fue renombrado tras unos ligeros cambios para mejorar la producción, probó ser un arma formidable, fiable incluso en las adversas condiciones del istmo de Karelia. Pero el diseño era demasiado complicado y laborioso para las exigencias de la producción de guerra, un nuevo diseño más simple pero igual de fiable era necesario.

Imagen

La escasez de subfusiles hizo que se importasen subfusiles americanos Thompson, famosos por su uso por parte de gangsters en los años 30.

Por eso Georgi Shpagin creó ese mismo año la PPSh-41 o “Papasha”, papá en ruso, como la apodaron los soviéticos. Reemplazó inmediatamente a la PPD-40 en la producción, aunque esta continuó siendo fabricada artesanalmente partisanos, ya que la PPSh estaba diseñada para ser construida por estampado con maquinaria pesada.

El nuevo subfusil se podía fabricar en la mitad de tiempo, y era más efectivo que su predecesor gracias a un freno de boca que lo hacía más controlable. Al igual que la PPD, se alimentaba de cargadores de tipo tambor de 71 balas, aunque no funcionaban correctamente con más de 65. Esto proporcionaba el doble de potencia de fuego que su equivalente alemán, la MP-40. Además de estos cargadores de alta capacidad, había disponibles cargadores convencionales de 35 balas. Normalmente, al entrar en batalla el soldado llevaba el cargador de tambor en el arma y la recargaba con el otro tipo, debido al tamaño de los primeros, y que estos no eran muy fiables si recibían golpes.

Un interesante uso experimental de estas armas fue su instalación de 88 PPSh en la bahía de bombas de un bombardero Tu-2, de manera que disparasen hacia abajo. El experimento no fue muy exitoso y no entró en servicio.

Imagen

Desde el primer día de combate la “Papasha” demostró lo que valía, fiable en todo momento, desde el calor del campo ucraniano al frío del frente de Leningrado. Solo en 1942 se produjeron 1,5 millones de subfusiles, 3000 por día. Durante la retirada de 1941 muchas fueron capturadas por los alemanes, que enseguida valoraron su potencia de fuego y fiabilidad, mayor que la de sus propias armas, que a menudo se congelaban.

Imagen

Soldado alemán con una PPSh-41

Imagen

Soldado soviético en el Caucaso

El subfusil es un arma ideal para el combate urbano, y la PPSh demostró esto en los combates de Stalingrado, donde los combates se daban entre habitaciones, ruinas e incluso alcantarillas. El largo fusil Mosin no era manejable en estos espacios, y unidades enteras con destino a la ciudad de Stalin empezaron a ser armadas íntegramente con subfusiles. Este arma también era un favorito entre unidades de asalto de élite.

Imagen

Tropas de asalto, nótense los chalecos antibalas, la PPSh y el lanzallamas

Para el año 1942 ya se estaba trabajando en un nuevo subfusil, más simple y compacto, pensado especialmente para tripulaciones de tanque y tropas de retaguardia y artillería. El resultado fue el subfusil PPS, cuya producción en masa comenzó  a principios de 1943. Su diseño más simple, que por primera vez eliminaba la madera de él, permitía que su fabricación fuese más del doble de rápida que la de su predecesor.

El diseño sustituyó la culata de madera por una plegable hecha de de acero estampado, lo que lo hacía mucho más compacto que su predecesor, aunque más frágil, una desventaja en el combate cuerpo a cuerpo. También sustituyó uno de los puntos flacos de los modelos anteriores, el cargador, aumentando la fiabilidad.

Imagen

Sin embargo, reorganizar toda la producción hubiese sido demasiado costoso, por lo que la producción de la PPSh-41 continuó junto a la de la PPS.  La primera fue enviada principalmente a unidades de infantería del Ejército Rojo mientras que la segunda la utilizaban en general tropas que no veían combate directo  generalmente.

No por casualidad, los soldados que erigieron la bandera soviética sobre el Reichtag iban armados con subfusiles PPS

Imagen

Imagen

Fiable hasta como asta de bandera

Tras la guerra, sólo la producción de la PSS continuó , y esta a su vez fue remplazada a principios de los 50 por el AK-47, aunque continuó en servicio en otros países, incluyendo Albania, Camboya y principalmente China, que junto a la propia URSS las suministró a Corea del Norte durante la guerra en la península, donde sirvió junto a la PPSh.

Estos dos subfusiles también prestaron servicio en la guerra de Vietnam, donde la “Papasha” fue modificada con una culata retráctil dando lugar así a la K-50M.

Imagen

Armas capturadas en Vietnam, de arriba abajo: PPS, MP-40 y K-50M

Como podemos ver, el diseño simple pero efectivo de los subfusiles soviéticos los hace ideales para la guerra a gran escala, pero los hace también muy populares entre guerrillas alrededor del mundo. Se podría decir que eran los AK-47 de los años 40.

Imagen

Imagen

Soldados del Ejército Rojo


Himno brigadas de choque árticas del PCPE(c)

24 enero, 2013

Himno brigadas de choque árticas del PCPE(c)

Hemos tenido así mismo acceso al himno de las temibles brigadas de choque árticas del PCPE(c), los temibles N.A.R.W.H.A.L.S., se trata de los elementos más vanguardistas dentro del PCPE(c), incansables luchadores sociales y aguerridos guerreros siempre dispuestos para extender el mensaje de la revolución que encabeza el PCPE.

Y sí, efectivamente es un ataque de lo más gratuito a nuestra organización revisionista favorita, pero los camaradas narvales y su canción tienen algo en común con un mitin del PCPE: Cualquier cosa que ver con el comunismo: pura coincidencia y por lo menos con los colegas acuáticos nos reimos más


Camuflajes militares soviéticos

21 enero, 2013

Tras la IGM en todos los ejércitos del mundo asistieron a una carrera tecnológica en busca de nuevas herramientas con las que adaptarse a la devastadora y masiva guerra moderna, las unidades de caballería habían desaparecido casi por completo con la aparición de las ametralladoras ligeras de apoyo, los submarinos comenzaban a acabar con el predominio naval de los acorazados, y la infantería pasaba de lucir vistosos y elegantes uniformes para optar por colores pardos que no hagan destacar a un soldado a simple vista.

Precedido por algunos intentos infructuosos de utilizar técnicas pictóricas como el cubismo para romper las formas habituales, es en este contexto en el que nace el camuflaje moderno, que vamos a analizar desde nuestro ejército preferido; el Ejército Rojo.

El primer modelo que entró en desarrollo dentro del Ejército Rojo, conocido como “Ameba” debido a las formas redondeadas de su patrón, fué utilizado durante la IIGM con muy buenos resultados en francotiradores, otra disciplina militar en la que el Ejército Rojo supo innovar en previsión de las nuevas condiciones bélicas.

1938: Usado por el NKVD, VDV, francotiradores e ingenieros.

1938: Usado por el NKVD, VDV, francotiradores e ingenieros.

El segundo modelo que entró en desarrollo(Hoja tipo 1) lo hizo en los albores de la IIGM, enfocando una de las variantes dentro del camuflaje moderno: la imitación de formas. Trataron de hacerlo con patrones en los que se repetían diseños de hojas en tonos marrones y claros. Este estilo(que no patrón) de camuflaje se sigue utilizando hoy en dia para caza pero se ha demostrado como un camuflaje, en comparación, ineficiente. Más adelante explicaremos por qué.

1941: usado por el NKVD, la marina, francotiradores e ingenieros.

1941: usado por el NKVD, la marina, francotiradores e ingenieros.

Este camuflaje se denominó “Escalonado” y es oficialmente el primer camuflaje ‘digital’ de la historia. Se desarrolló bajo el estudio de la reacción del cerebro frente a formas no definidas en cualquier situación, reduciendo las probabilidades de detección en un 40% a distancias a partir de los 15m. Teóricamente, el cerebro y el ojo humano, al “ver” este camuflaje, une por sí mismo las líneas entre las esquinas de cada pixel, adaptándolas al lugar al que esté mirando, consiguiéndose así una ventaja fundamental frente a otros camuflajes con formas definidas, que muy habitualmente hacen un contraste demasiado fuerte con el entorno.
Este tipo de camuflaje “digital” reapareció en Canadá en la década de los 1990 como una supuesta tecnología revolucionaria, rápidamente adaptada por los ejércitos más influyentes como USA o China.

1945: usado por el NKVD, VDV, tropas fronterizas e ingenieros.

1945: usado por el NKVD, VDV, tropas fronterizas e ingenieros.

Este patrón de camuflaje, conocido como KLMK(estándar), atiende a la técnica de camuflaje digital, tratando a su vez de simular formas relativamente naturales, esta variante respondía a una distribución masiva dentro del Ejército Rojo, mientras que el modelo posterior (KLMK 2) tenía una función complementaria.

1969: usador por los Spetsnaz(fuerzas especiales), tropas fronterizas y VDV.

1969: usador por los Spetsnaz(fuerzas especiales), tropas fronterizas y VDV.

Muy similar al anterior, el KLMK 2 o KLMK de verano, es casi el mismo patrón de camuflaje(con unos tonos más claros, imitando la sequedad en la vegetación veraniega), tenía una diferencia más particular: el material. Era una tela destacablemente más fina y ligera, y buscaba ser no solo más transpirable para situaciones muy calurosas, si no poder ser utilizado también como cubreuniforme sin perder movilidad o ganar demasiada temperatura.

1969: usado por Spetsnaz, tropas fronterizas y VDV.

1969: usado por Spetsnaz, tropas fronterizas y VDV.

Rompiendo con la línea seguida hasta el momento, en 1982 se decide no solo abandonar la línea de los camuflajes “digitales”, si no emprender con el TTsKO una nueva dentro de los camuflajes “normales” consistente en desarrollar un mismo patrón de camuflaje con diferentes combinaciones cromáticas, buscando así la mayor adaptación al entorno para cada ejército y campaña.
Este modelo es la variación más antigua, diseñada para ser utilizada en bosques.

1982: usado por Spetsnaz, paracaidistas, marines.

1982: usado por Spetsnaz, paracaidistas, marines.

En 1988 la marina soviética busca continuar la línea del TTsKO y distribuyen su propia variante para entornos vegetales.

1988: usado por infantería naval.

1988: usado por infantería naval.

También en 1988 la marina distribuye otra variante más versátil pensada para ser usada tanto en entornos montañosos como desérticos.

1988: usado por infantería de marina.

1988: usado por infantería de marina.

En 1990 y con vistas a la Guerra de Afganistán, se distribuye la variante del TTsKO desértica.

1990: usado por marines y paracaidistas.

1990: usado por marines y paracaidistas.

Tras la caída de la Unión Soviética, se continuaron desarrollando modelos en la línea del TTsKO como el TIGR o Flora, pero la generalización del camuflaje digital en los 90 por parte de la OTAN ha empujado al actual ejército burgués ruso a retomar el camuflaje “digital” y distribuirlo a todo el ejército, dejando patente la increíble superioridad e innovación del Ejército Rojo antes, durante y después de la IIGM con no solo los primeros modelos de camuflaje digital si no también con el diseño y producción de una de las armas más resistentes y efectivas de la historia: el AK47.

Gloria eterna a los héroes que dieron su vida por el socialismo.


Facebook, los Chats, “Palabras Sensibles”, y la Policía

14 julio, 2012

Visto en: http://agendadigital.telam.com.ar/?p=3673

Una investigación reveló que Facebook monitorea en tiempo real las conversaciones de sus usuarios mediante un algoritmo específico que filtra “palabras sensibles” y, en caso de que detectar alguna, un equipo de supervisión le da aviso a las agencias de seguridad de cada país.

Según publicó el sitio especializado en tecnología CNET News, el programa que utiliza la red social para filtrar los chats se basa en un escaneo en tiempo real de la conversación. El sistema tiene preconfigurada una serie de palabras y frases consideradas parte de un “lenguaje criminal” que se actualizan permanentemente. Cuando son detectadas, el sistema envía la conversación a un equipo de seguridad de Facebook que evalúa el contenido y en caso de considerarlo necesario, avisa a la policía.

Este software tiene la capacidad de entrecruzar datos de los usuarios como, por ejemplo, cuánto tiempo hace que dos personas se hicieron “amigos”, los niveles de interactividad que mantienen, etc. Este último dato es central ya que con esa combinación de variables el sistema de monitoreo puede servir para prevenir posibles casos de pedofilia, como sucedió en marzo en Florida, Estados Unidos.

“Un hombre de 30 años estaba chateando temas relacionas con el sexo con una menor de 13 y planearon reunirse al otro día luego de que ella saliera de la escuela”, justificó el director de Seguridad de Facebook, Joe Sullivan, en una entrevista publicada por CNET News.

“Las charlas con actividad criminal se activaron y el empleado dio aviso rápidamente a la policía”, que arrestó al hombre, continuó.

De momento no se sabe si este algoritmo de Facebook dio aviso a las autoridades sobre otros casos de posible pedofilia o de actividad criminal. Sin embargo, la red social de Mark Zuckerberg hace tiempo brinda infromación a las diferentes agencias de seguridad. De hecho, a comienzaos de año brindó a la policía estadounidense 62 páginas de fotos, publicaciones en el muro, mensajes, contactos y actividades en el sitio de un sospechoso de asesinato.

CUIDADO CON LAS PALABRAS SENSIBLES A LO “GORA ETA MILITAR”


Los Maoístas Desarrollan Capacidad de Fabricar Armas

29 abril, 2012

 

El PCI (Maoista) está desarrollando capacidades de batalla y de fabricación de artillería: lanzadores de cohetes, minas de presión, granadas, armas trampa y piezas de repuesto para AK-47 en el corazón de las selvas de Dandakaranya a través de la frontera Chattigarh-Orissa-Andhra Pradesh.

Esto ha sido revelado por un líder maoísta detenido y jefe del Comité Técnico Sadanala Ramakrishna durante su interrogatorio por la policía de Calcuta recientemente:
“He dominado la habilidad de fabricación de cohetes y lanzadores de cohetes. Es como una pasión para mí. Envié cohetes y lanzadores de cohetes a las selvas y me dijeron que estos cohetes también fueron disparados en la comisaría de policía de Durgi en el distrito de Guntur de Andhra Pradesh y muchas otras estaciones de policía en el país y su efectividad es del 50%. Estoy haciendo muchas investigaciones para mejorar la eficacia de los cohetes y he logrado progresos “ Ramakrishna ha dicho a la policía.
Ramakrishna es un ingeniero mecánico de la escuela de ingenieros regional en Warangal en Andhra Pradesh. La policía de Calcuta lo detuvo el 29 de febrero.
Ramakrishna además afirmo: “Nosotros también reparar todo tipo de armas y enviar al PLGA (Ejército Guerrillero Popular de liberación) “, dijo.
¡¡¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA!!!