“Las 50 sombras de la RSA”


Hoy en la RSA hemos querido unirnos al fenómeno “50 Sombras de Grey” pero, al contrario que las más fans, autodenominadas “Sumisas”, nosotros vamos a desmontar este fenómeno y el falso argumento de historia de amor y sexo desenfrenado. Digamos que somos el grupo no-fan, los “Insumisos”.

11009024_848177298572879_1457405158_n

Comencemos a analizar aquello que han intentado vendernos como ‘muestras de amor’:

¿A quién no le gustaría conocer a una persona y que sin saber nada de ti apareciese en tu puesto de trabajo tiempo después, sin previo aviso? Qué detallista eso de molestarse en investigarte, espiarte y darte esa sorpresa, ¿no? Pues no; este comportamiento es la primera señal de acoso del “romántico” Christian Grey. Que te espíen, que invadan tus espacios NO es romántico, no es sano.

Qué buen novio aquel que te sigue cuando sales de fiesta con tus amigas y te avasalla cuando estás borracha para que no hagas ‘nada de lo que puedas arrepentirte’. Qué protector, ¿verdad? Nuevamente, ACOSO. Somos individuos independientes que deciden compartir UNA PARTE de nuestras vidas con otro individuo independiente conformando así una relación. Podemos hacer planes sin esa persona, podemos divertirnos sin esa persona y nadie tiene derecho a seguirnos o controlarnos. El broche del romanticismo debe ser, según este “amoroso” libro, que estando Anastasia borracha (sin capacidad objetiva de consentir) el “sexy” Christian Grey te meta en la cama y te desnude; apenas roza el abuso sexual, qué va (nótese la ironía).

Y, ¿qué pasa con esa escena en la que ella le pide que se vaya y él, muy cortésmente, contra su voluntad, le ata a la cama y tiene sexo con ella? Románti… Violación. Se llama violación. Porque aunque para muchas personas sea inconcebible, vuestro compañero sentimental puede violaros, no es no siempre; ser la pareja de alguien no te obliga a mantener relaciones sexuales a su antojo.

Que te compre un teléfono móvil para que lo utilices solamente con él no es un detalle, es ser un psicópata controlador.

No es una sorpresa romántica que entren a tu casa sin avisar y sin tu permiso, es un delito.

Las prácticas sexuales consentidas son totalmente lícitas aunque tengan un componente violento, tal y como decimos si este ha sido consensuado sin vicios de consentimiento. Pero si te fuerzan a dichas prácticas sexuales, si te hacen sufrir algo que no habéis pactado no tienes por qué aguantarlo por mucho que a tu pareja le dé placer; esto también es violación. Tú marcas tus límites.

Y aquí es donde nos preguntamos, ¿cómo es posible que alguien desee un Christian Grey en su vida? Un acosador, controlador, violador, agresor machista. Una historia de amor sana no implica control, chantaje, celos, agresiones; no te hace sentir culpable, no te hace sentir la esclava de alguien, no necesita contratos de confidencialidad y sumisión sexual.

Desde la RSA nos hemos visto en la obligación de desmontar esta falsa historia de romanticismo y erotismo insano, no queremos favorecer que alguien conciba a este monstruoso personaje, el señor Grey, como su ideal de pareja; ni tampoco queremos que nadie adopte estas actitudes creyéndolas acertadas.

El amor no tiene que doler; el maltrato no siempre es físico y visible, no siempre deja moratones.

11005963_848177471906195_1545529699_n (1)

MUJER PENSANTE, MUJER DESPIERTA; MUJER QUE LUCHA, MUJER VIOLENTA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: