[MLKP] Comunicado sobre los revolucionarios encarcelados en Turquía.


En estos momentos hay más de diez mil presos revolucionarios. Casi todos los presos políticos son revolucionarios de Turquía y de Kurdistán del Norte. Casi todos son cuadros y simpatizantes del Movimiento de Liberación Nacional Kurdo. Cerca de 200 prisioneros son miembros del DHKP-C (Partido Revolucionario de Liberación del Pueblo), casi 100 del MLKP (Partido Comunista Marxista-Leninista), otra vez cerca de 100 son del TKP/ML (Partido Comunista de Turquía / Marxista Leninista) y el MKP (Partido Comunista Maoísta), además de decenas de dirigentes y simpatizantes de los otros partidos revolucionarios .

(Hay alrededor de 100 de los generales de Ergenekon retirados y civiles encarcelados por el gobierno del AKP. Esto significa que casi todos los presos políticos son revolucionarios.)

Casi el 30% de los diez mil revolucionarios en prisión han sido condenados -la mayoría de ellos con penas de más de 20 años y cadena perpetua, los tribunales de 2 o 3 personas continúan y, en general, un revolucionario es encarcelado durante 4-5 años.

Hasta los últimos meses , sobre la base de la ley antiterrorista , los jueces especiales tenían la autoridad para encarcelar a personas sin condenas, sin embargo, de hasta 10 años; pero a raíz de la objeción del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, este período se redujo a 5 años.

Menos de la mitad de los presos revolucionarios, no importa  a qué partidos revolucionarios pertenezcan, son encarcelados por el trabajo ilegal de dichos partidos revolucionarios. Pero la mayoría de ellos participaron en partidos legales, asociaciones, sindicatos, periódicos revolucionarios… Incluso los miembros del Parlamento (MP), alcaldes y diputados comunales están en la cárcel.

Por ejemplo, el Partido por la Paz y Democracia (BDP) es legal y lucha por los derechos democráticos de la nación kurda.

Hasta hace muy poco, 5 miembros del Parlamento de la BDP estaban en prisión. El miembro del Parlamento por el BDP Hatip Dicle fue condenado a 20 años de prisión y todavía está en la cárcel.

Otros 5 parlamentarios han sido puestos en libertad después de 3 años de prisión, porque no están condenados todavía. Pero si son condenados a una pena, serán encarcelados de nuevo.

El maire de Igdir M. Nuri Gunes ha sido encarcelado y luego condenado a una pena de 10 años, solo por pertenecer al BDP. Algunos alcaldes, como él y una gran cantidad de parlamentarios comunales, solo son encarcelados por ser parte del BDP.

Algunos de ellos han sido puestos en libertad, pero el juicio continúa y están en peligro de recibir sanciones.

El AKP encarceló a los líderes y el presidente de Cagdas Hukukcular Dernegi (Asociación de abogados contemporáneos) y a los abogados del BDP. Algunos de ellos han sido liberados, pero sus juicios todavía están pasando. Los otros todavía están encarcelados.

Los periodistas del diario Gundem, cercanos al BDP, de Dicle Haber Ajansi, los principales directores de Ozgur Radyo, Atilim, denominado Devrimci Demokrasi, Yuruyus, Ozgur Gelecek y los periodistas de otros periódicos revolucionarios semanales y mensuales están encarcelados; algunos de ellos todavía sin ser condenados, otros  ya condenados.

Los juicios han sido abiertos contra cientos de dirigentes y miembros de KESK, la primera confederación sindicalista de funcionarios, y decenas de ellos están encarcelados desde hace 3 años, con o sin sentencia todavía.

Un juicio también sigue contra el presidente de KESK , él no está en prisión ahora, sin embargo, en los juicios se le exige una pena de 20 años.

Pero no solo los miembros y dirigentes del BDP están presos: también los miembros y dirigentes de otros partidos revolucionarios y progresistas son encarcelados, al igual que los miembros de ESP (Partido Socialista de los Oprimidos), SDP (Partido de la Democracia Socialista), algunos de cuyosmiembros, sin embargo, ya en libertad fueron condenados y están en la cárcel y otros serán encarcelados próximamente.

Una parte de ellos está en peligro de contraer largas penas de muchos años. ¿Por qué? Solo por haber participado en acciones de sus partidos o en el levantamiento de Gezi.

El gobierno del AKP ha organizado estos ataques como antes, con la policía política del MIT y de los tribunale,  abogados especiales autorizados. La ley anti-terrorista diseñada por el golpe militar fascista del 12 de septiembre de 1980, y desarrollada adicionalmente por los sucesivos gobiernos, se utiliza como base jurídica de este ataque.

El gobierno del AKP se basa en mantener a los presos revolucionarios en las prisiones de aislamiento F-Type. Estos son de tipo celular, cárceles de aislamiento con características fascistas. De una a tres personas pueden permanecer juntas en una celda. La dura represión y las prohibiciones que forman la condición especial de estas prisiones, así como la “ley de arrepentimiento “, que sigue el objetivo de hacer que las personas abandonen su ideología, son parte de la ley anti-terrorista.

Durante la introducción en prisión de estos presos, se tortura. De vez en cuando los presos revolucionarios son atacados en sus celdas y torturados. En 2008, un revolucionario que vendió el periódico Yuruyus fue torturado por la policía y, después, el torturador continuó en la cárcel hasta que murió bajo la tortura.

En estas prisiones de tipo celular hay muchos tipos de sanciones disciplinarias se aplican como la prohibición de la letra, llamadas telefónicas, televisión, visitas… siendo arrojados en una sola celda insonorizada, etc. Por otra parte, si alguien es enviado 3 veces a la pena de célula, pierde el derecho -normalmente aplicado- de ser puesto en libertad después de haber cumplido un determinado porcentaje de la pena y no lo despachan a pesar de haber cumplido toda la pena. Además existen sanciones como reducir el número de libros a 10, o controlar las células y el patio 24 horas con cámaras de vídeo.

El gobierno del AKP no libera a los presos enfermos, especialmente los políticos, a pesar de las leyes y pese a los informes que confirman que no pueden permanecer en la cárcel. En este momento hay 544 presos en esta situación; 163 de ellos a punto de morir. Decenas de revolucionarios, sobretodo los presos enfermos revolucionarios, son liberados poco antes de su muerte. Ellos mueren pocos días después de haber sido puestos en libertad, o incluso antes.

La transición a las prisiones de aislamiento F-Type se hizo en el año 2000 a base de cometer un gran ataque y una masacre. En esta masacre, el 19 de diciembre de 2000, 28 presos revolucionarios fueron asesinados con bombas incendiarias y balas. En la Resistencia Rápida Gran Muerte, se inició la acción contra este ataque y se prolongó durante años. Unos 100 revolucionarios perdieron la vida. En los primeros años en las cárceles de tipo F no había forma permanente de tortura. Debido a la lucha dada, se llegó a la situación penitenciaria de hoy en día.

Por medio de la jurisdicción especial y el régimen sancionador por células de aislamiento F-Type, el gobierno del AKP intenta aislar a los revolucionarios, durante largos años, de la gente y por lo tanto hacer que el sistema capitalista y el régimen fascista continuar apaciblemente.

A diferencia de los gobiernos anteriores, se aplica -por ahora- menos asesinato bajo tortura, la liquidación por la policía se ejecuta diciendo “mira, en el pasado se os ha torturado, secuestrado desde vuestras casas y matado, hoy se está matando a menos”. Esto comporta que las personas “deben estar agradecidas” por la situación actual y aceptar el mantenerse durante decenas de años en prisión. Además, la policía no sólo se utiliza con el fin de detener a los revolucionarios, también producir evidencias falsificadas y aplicarlas para mantener a los revolucionarios durante decenas de años de prisión. Hoy en día utilizan la policía también para la difusión de gas en las plazas en las manifestaciones y matar a los revolucionarios o hacerlos ciegos. Aquí podemos ver el mismo objetivo seguido para enviar el revolucionario durante largos años a la cárcel: para dificultar a los revolucionarios el trabajo entre las masas, para que no organicen la lucha, para que no crezcan las organizaciones de combate. Al difundir el miedo entre las personas con este tipo de ataques,  quieren poner un obstáculo a la lucha del pueblo y al hecho de que se unan a organizaciones revolucionarias. ¡Pero no van a tener éxito! ¡Los presos revolucionarios, inflexibles, ganarán!

 

MLKP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: