[Vídeo] el clasismo progre de Pablo Iglesias.

31 enero, 2014

Vídeo de Pablo Iglesias que va circulando por internet. Enhorabuena al usuario del youtube que ha tenido el valor  de verse un vídeo infumable de Pablo Iglesias de más de una hora.

Este Pablito, le dan alergia los lumpenes… Claro, no están tan bien educados y sindicados como los trabajadores de cuello blanco como él… 3 contra 1, así aprenderá, luego por ahí cuento que eran un grupo, a ver si parezco más valiente.


Vídeo del desfile de Reconstrucción*Comunista 13/12/2013 en CIU.

31 enero, 2014

Desfile organizado por Reconstrucción Comunista junto a las asociaciones Aluche Obrero, Madres contra Represión, Red Solidaria Antirrepresiva, Asociación Estudiantes de Derecho, Hortaleza Crew y Conciencia Korrosiva el día 13 de Diciembre de 2013 en Ciudad Universitaria en honor a los combatientes por la defensa de Madrid en su 77º aniversario.

¡¡¡MADRID SERÁ LA TUMBA DEL FASCISMO!!!

http://blog.reconstruccioncomunista.org/2014/01/desfile-rc-13122013-en-ciu-honor-y.html


Barcelona multa con 155.000 a un pensionista por buscar trabajo

30 enero, 2014

Multa de 155.000 euros en Barcelona por colgar carteles – El consistorio le reclama el dinero por fijar anuncios en los que se ofrecía para trabajar haciendo mudanzas y traslados
Barcelona. (EFE).- El Ayuntamiento de Barcelona ha impuesto más de 300 multas, por las que le reclama 155.000 euros, a un pensionista que enganchó carteles en el espacio público en los que se anunciaba para hacer mudanzas y traslados.

Según ha explicado Roberto Castro, el abogado del denunciado, su cliente Miguel R. no supo hasta diciembre, cuando se lo comunicó el Instituto Municipal de Hacienda de Barcelona (IMHB), que le habían puesto estas multas por unos carteles que había enganchado en 2012 y que le requerían casi 160.000 euros.

En Barcelona enganchar carteles en el espacio publico está multado con 375 euros, a los que en este caso se suman los recargos por no haber pagado las sanciones. “Vino hundido y abatido y padece una depresión. Esta cantidad no se paga ni en seis generaciones”, ha señalado el abogado, que ha explicado que Miguel R. es viudo, cobra una pensión inferior a 1.000 euros y vive de alquiler con sus dos hijos adolescentes, que tiene que mantener. “Es una familia que no llega a fin de mes y de ahí la necesidad de buscar un sobresueldo con estos anuncios de mudanzas”, ha señalado.

El abogado ha explicado que en 2012 Miguel R. hizo en un par de días una batida de carteles por Barcelona y poblaciones del extrarradio, como Gavà y Terrassa, y que en estas dos la policía local tuvo el “detalle” de en vez de denunciarlo, llamarle por teléfono al móvil que aparecía en los anuncios para advertirle de que enganchar carteles está prohibido.

En cambio, en Barcelona nadie le dijo nada y posiblemente un mismo agente de la Guardia Urbana “fue siguiendo los carteles como si fueran miguitas” y poniendo denuncias, más de 300, por cada uno que encontraba, “con ensañamiento”, en opinión del abogado.

De momento, la semana pasada el abogado presentó un recurso por duplicidad de defectos de forma en la notificación contra la resolución vía embargo del IMHB. Además, confía en que “la presión social saque los colores al ayuntamiento de Barcelona por esta aberración” y haga que si se llega a los tribunales su cliente sea indultado.


Los CJC también rechazan la resistencia popular en Gamonal.

30 enero, 2014

Por si no había suficiente con IU, que luego corrigió demostrando su oportunismo extremo, los CJC también se suman a rechazar toda acción que cruzara la legalidad empleada por los vecinos de Gamonal. Aquí su artículo:

Recientemente hemos vivido un episodio de verdadera lucha obrera y popular en el barrio burgalés de Gamonal. Por todos es sabido que esta lucha ha revestido, en determinadas ocasiones, un carácter violento que la ha catapultado a la portada de los medios de comunicación y ha suscitado el interés de muchos grupos políticos.

(bla bla bla parecemos super formados bla bla bla)

Pero también tenemos a otro tipo de personas, que estos días han salido a la calle a raíz de los hechos de Gamonal. Aquellos que, erigiéndose de palabra en defensores de la clase obrera, salen a la palestra, con la cara tapada y su identidad completamente desconocida por los trabajadores a los que dicen apoyar. Son los herederos de Blanqui, célebre francés que pasó media vida detrás de los barrotes por su lucha revolucionaria, absolutamente ignorada por la clase obrera; y del Bakunin que murió urdiendo planes de conspiración que no serían conocidos más que por él y que nunca llegarían a realizarse.

En la cabeza de estas personas, la violencia pasa de ser un medio a un fin; incluso un indicador que determina el grado de combatividad de cada grupo. A menudo renuncian a participar en sindicatos o a tener contacto con las masas poniendo las excusas más inverosímiles. La violencia se ejerce contra personas o bienes con la esperanza de que la clase trabajadora, desorganizada, desarmada ideológicamente y sin ningún contacto con ellos se levantará al observar sus proezas en las pantallas de televisión. En fin, sus actuaciones se basan en el culto al espontaneísmo, a la individualidad y a la “propaganda por el hecho”, según la cual la revolución no se prepara acumulando fuerzas sino actuando diariamente contra todas las “manifestaciones” del sistema imperante.

1- Cuando absolutamente TODO el mundo menos el PP, TODOS reconocen que esa violencia fue practicada colectivamente por los vecinos del barrio, que absolutamente todos los entrevistados del barrio o la justificaban o lanzaban balones fuera cuando les preguntaban por la violencia en la tele, que incluso Izquierda Unida tuvo que modificar su opinión respecto a la violencia en Gamonal porque vio como fue legítima y de masas y no les interesaba de cara al barrio condenar dichas acciones como en un principio hicieron, después de ver todo lo que pasó y como la radicalización de las protestas consiguió en pocos días lo que no había conseguida antes, aparecen los CJC a rechazar la violencia en su publicación oficial  y a sostener la teoría del antisistema que sólo fue defendida por el PP, ni siquiera el PSOE se atrevió a insistir en esa teoría, más bien rechazaban la violencia fugazmente y en abstracto y se centraban en pedir un referéndum para el barrio, culpando más al alcalde que a los propios “violentos” . ¿Qué esconde, en realidad, dicha opinión? ¿Un simple error de análisis? No, esconde una visión de partido de tipo socialdemócrata, para quien la violencia siempre será individual por mucho que sea un barrio entero el que la practique, pues su interés principal es crear una base electoral. Por el contrario, un Partido Comunista de nuevo tipo debería tener un aparato clandestino que haga trabajo sumergido entre la gente de este barrio, que en combatividad ha demostrado estar muy avanzada, para organizar y extender su lucha y su capacidad de combate, y dirigirla hacia el objetivo de la revolución, sobrepasando la estrecha visión del economicismo o la simple lucha por conseguir derechos dentro del capitalismo. Sobra decir que a los CJC eso de partido de nuevo tipo les suena a klingon y que ellos prefieren atar los vecinos a la legalidad burguesa.

Una de las líneas maestras que nos ha separado siempre de estos grupos, y que lo seguirá haciendo, es nuestra vocación de masas. En efecto: aunque a menudo los comunistas seamos acusados de autoritarios, quienes lanzan tales proclamas son los apologetas de la individualidad y de la cara tapada, los héroes anónimos. Nosotros somos gente con vocación de ser conocidos y de convertirnos en referentes entre nuestros compañeros. La dictadura del proletariado se construye bajo la dirección del Partido de vanguardia, pero con la participación de toda la clase obrera y los sectores populares. Es su dictadura y en consecuencia sólo la clase puede construirla.

Para nosotros, la violencia es una cuestión táctica sometida a la estrategia de la revolución socialista y la acumulación de fuerzas. Jamás lo entenderán quienes la elevan a la categoría de principio. No tenemos reparos en recurrir a la violencia cuando esta táctica contribuye al fortalecimiento de nuestra estrategia; por eso estamos al lado del obrero de Gamonal que decide emplear la violencia para resistir a las cargas de la Policía Nacional y criticamos al anarquista que quema un contenedor en una manifestación. No hay contradicción alguna entre una postura y otra.

2- Osea, decenas y decenas de detenidos cada noche, y el sujeto que ha escrito esto sigue hablando de que eran 4 gatos los que montaban barricadas.  De palabra empleáis la violencia cuando os favorezca, en los hechos no tenéis ningún interés en organizar un Partido Comunista que se dedique a formar a la gente en la toma del poder y la auto-defensa.

A riesgo de despertar críticas airadas de los fetichistas de la violencia, diremos que para nosotros es preferible una manifestación pacífica con miles de obreros a un altercado violento protagonizado exclusivamente por gente politizada. No vacilaremos en defender violentamente y a cara descubierta, con nuestros compañeros de fábrica, esa manifestación obrera multitudinaria si es atacada por la policía, y tampoco dudaremos en dar la espalda a los encapuchados cuya identidad es desconocida por todos y que bien podrían ser policías.

Aún seguimos preguntándonos cómo logran algunos de estos izquierdistas, aquellos que no se casan con la tradición libertaria pero sí actúan como si fuesen parte de ella, reivindicar la revolución de octubre de 1917 si ésta se logró prácticamente sin muertos. Para nosotros, que subordinamos la violencia al cumplimiento de nuestros objetivos políticos a corto y largo plazo (y que por lo tanto no lloramos si éstos se logran en algún momento sin ella, pues sólo es un medio), no es ningún problema; para ellos, que es un modo de vida, debe ser sin duda una contradicción espinosa.

En historia… ¿Un diez, no? Lo que se logró con prácticamente sin muertos fue la toma del 25 de Ocubre del palacio dónde se escondía los mayores dirigentes del gobierno, entre otros motivos porque los soldados estaban de parte de los bolcheviques, pero basta tener una mirada histórica para ver como, desde 1905, los enfrentamientos y los choques entre la población organizada por una parte y el poder por otro lado se sucedían frecuentemente. Por algo Lenin sacó un libro analizando la guerra de guerrillas y animando a extenderla.

Típica concepción mecanicista de la revolución: Mañana nos levantamos revolucionarios todos y asaltamos el palacio de invierno. No hay un proceso, no hay un trabajo consciente, no hay un recorrido previo a la insurrección final.  La revolución bolchevique vista en su recorrido y totalidad, hubiese sido imposible con partidos legalistas como el PCE o el PCPE.

Como decía el camarada Lenin:

“Una revolución no tiene por qué ser violenta. La violencia depende de la resistencia que ofrezca la burguesía”. Por supuesto, sabemos que la burguesía ofrece resistencia y estamos prestos a organizar a nuestros compañeros en los centros de trabajo, de estudios y en los barrios populares para que se lancen a la tarea de tomar en sus manos las riendas de su destino, con los medios que sea.

Primero, procederemos a partirnos el culo con eso de que vosotros organizáis a los obreros en eso de tomar las riendas de sus destinos “por los medios que sea”.  Además, como mucho organizaréis a vuestros familiares que os votan. Sobre la frase de Lenin, estaría bien que contextualizara la frase, no sólo en su texto, sino también en la concreción histórica en la que Lenin dice esa frase, además de señalar la fecha. Porque jugar a poner frases sabemos todos:

Ya hemos dicho más arriba, y mostraremos con mayor detalle en nuestra ulterior exposición, que la doctrina de Marx y Engels sobre el carácter inevitable de la revolución violenta se refiere al Estado burgués. Este no puede sustituirse por el Estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la “extinción”, sino sólo, por regla general, mediante la revolución violenta. El panegírico que dedica Engels a ésta, y que coincide plenamente con reiteradas manifestaciones de Marx (recordaremos el final de “Miseria de la Filosofía” y del “Manifiesto Comunista” con la declaración orgullosa y franca sobre el carácter inevitable de la revolución violenta; recordaremos la crítica del Programa de

pág. 26

Gotha, en 1875, cuando ya habían pasado casi treinta años, y en la que Marx fustiga implacablemente el oportunismo de este programa[3]), este panegírico no tiene nada de “apasionamiento”, nada de declamatorio, nada de arranque polémico. La necesidad de educar sistemáticamente a las masas en esta, precisamente en esta idea sobre la revolución violenta, es algo básico en toda la doctrina de Marx y Engels. La traición cometida contra su doctrina por las corrientes socialchovinista y kautskiana hoy imperantes se manifiesta con singular relieve en el olvido por unos y otros de esta propaganda, de esta agitación.

La sustitución del Estado burgués por el Estado proletario es imposible sin una revolución violenta. La supresión del Estado proletario, es decir, la supresión de todo Estado, sólo es posible por medio de un proceso de “extinción”.

Y eso es todo por hoy, hamijos.

Domènec Merino es miembro del Comité de Redacción de Tinta Roja y del Comité Central de los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC). —> A TOPE CON EL NIVEL DEL COMITÉ CENTRAL DE LOS CJC.


El PP sabe lo que se hace.

29 enero, 2014

Al PP le gusta Gandía Shore

Los populares de la capital de la Safor, entre otros, también utilizaron laimagen de mujeres con vestimenta ceñida y escotada en su campaña electoral.

José Vicente Just, concejal de playas de Gandia, rodeado de mujeres con camisetas del PP

José Vicente Just, concejal de playas de Gandia, rodeado de mujeres con camisetas del PP

Las dos “preciosas chicas” –Alberto Fabra dixit- que desdibujaron y tal vez dañaron la promoción de Gandia y casi de la Comunitat Valenciana en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) no son una excepción en el PP. El presidente de la Diputación de Valencia y alcalde Xàtiva, Alfonso Rus, ya tiró de mujeres estilo Gandía Shore en las última campaña para las municipales. Y tras los últimos comicios estatales, ganados rotundamente por el PP, liberó su euforia: “Os espero el día 20 por la noche en Valencia, champán y mujeres”, dijo.

Gogos PP

Imagen de la presentación de la candidatura de Alfonso Rus en las elcciones municipales.

Nada extraño en el PP valenciano, al menos en una parte de él. El PP de Gandia, tradicional enclave turístico ahora vinculado a Gandía Shore, el exitoso reality que emitía MTV, también recurrió a jóvenes con pantalones ajustados, y camisetas ceñidas y escotadas con un lema simple y reconocible: “Yo voto PP”. MTV buscó para su programa “jóvenes explosivos, guapos y con cuerpazo que tengan ganas de fiesta, sean espontáneos, ligones y divertidos”. El PP bien podría haber buscado algo similar para su campaña electoral.

Mujeres con camisetas que piden el voto para el PP de Gandia.

Mujeres con camisetas que piden el voto para el PP de Gandia.

 

De hecho, el concejal de Playas de la ciudad, José Vicente Just, posó con varias mujeres de esta guisa. Just, empresario de la noche, ha sido muy criticado por la oposición en segunda parte de 2013: concurrió –sin éxito- con sus empresas a un concurso para la concesión de un chiringuito que el ayuntamiento debía adjudicar y fue sancionada por el consistorio al que representa por desconectar el limitador de sonido de un pub que regenta.

Poco antes, el ayuntamiento presidido por Arturo Torró, para quién “austeridad” es gastar 388 euros en una noche de hotel, había anunciado poco menos que una cruzada contra las molestias causadas por el ocio nocturno, decibelios de los locales incluidos. Just ni siquiera fue políticamente amonestado. Todo recuerda a Gandia Shore.


El “comunista” putero ha vuelto.

28 enero, 2014

En el perfil de FaceBook de un camarada ninja de la RSA, se recibió un mensaje (del cual vamos a facilitar unos cuantos trocitos) coaccionando al  mismo, tras ello se ha autorizado el comienzo del examen por parte del Departamento de Análisis de correos Monguers Nacional, el archiconocido DAMN.

En un primer momento el DAMN ha concluido, y así se lo ha hecho saber a las autoridades pertinentes, que el autor del mensaje no es ni más ni menos que un viejo conocido de la RSA y el revisionismo madrileño, del cual ya hablamos en su momento(1) y hoy tenemos el placer de volver a hacerlo.

1 https://rsamadrid.wordpress.com/2013/03/04/el-gilipollas-de-la-semana-el-comunista-putero/

Parece ser que después de publicado el artículo, este máquina, porque no tiene otro nombre, ha decidido escribirnos, no por otra cosa que por el orgullo, sin más dilación, con ustedes el comunista putero y resentido:

“Bien, llegó el momento. Pongo a disposición de usted estas reflexiones. Ha sido necesario esperar un tiempo, puesto que he tenido que liberarme de ciertas ataduras, compromisos que me impedían dar este paso. Pero ahora mismo ya no se da esta situación. Aún siendo capaz de mandarle este mensaje, aún así ha tenido que pasar un tiempo (mucho tiempo) hasta tomar la decisión. Al final, me ha podido el orgullo. Qué se le va a hacer. He optado por hacerlo porque me he preferido ser un ser libre. Es decir, no quise darle el gusto. Es mejor ser ir al grano.

Bien, aquí podemos ver que es una decisión muy difícil el tema de contactar con la RSA, casi tanto como elegir el sabor de un helado, la de pedir matrimonio, comprarse un coche o ahorcarse. En el caso de nuestro “amigo” el putero podría haber elegido la cuarta.
“No me es accesible, o no existe el perfil de aquello llamado ‘rsa’ en facebook, pero da igual porque usted era la persona con la que conversé hace un tiempo. Se insinuaba que no soy valiente.”

No sabemos si nuestro fan es valiente o más bien gilipollas (bueno si lo sabemos pero de momento no entramos en esto), porque el detonante de la publicación por nuestra parte de la entrada fue el descubrir que usted estaba trolleándonos a nuestra cuenta en FB, pero algo cortito ha de ser si pretende contar otra historia, ya que en el buscador de FB pones “RSA Madrid” y te sale esta dirección [https://www.facebook.com/rsa.madrid.7?fref=ts], pero esto no lo tengamos en cuenta, de momento al menos. A parte que claro, hacerlo desde un mensaje bloqueando rápidamente para que no le puedan contestar y escondiéndose cuando se supone que nos ha visto en persona.
“Valiente es recibir a un delegado de UP en tu “congreso” y no atreverte a decirle lo que se va diciendo de ellos por detrás, véase por ejemplo críticas políticas (nótese ironía) del tipo “club de los cojos”. Aunque realmente “cojo” no había ninguno, si acaso hay un camarada que realmente no estaba cojo, sino que tiene una pierna ortopédica. Felicidades, esa es sin duda una actitud propia de un comunista. Valiente es ir de seguidor fiel de la línea defendida por Enver Hoxha y no ser coherente y tener lo que hay que tener para dar el paso de unirse al PCE (m-l). En cambio usted que pretende ser un leal seguidor de la obra de Enver Hoxha, no dudó en optar en cambio por el camino más fácil, que era irse al PCPE, para luego ser expulsado, cosa que era previsible desde el primer momento.”

Aquí hay varias partes, empecemos. Por un lado, ¿el tener disputas personales y responder con insultos a otros insultos, que tiene que ver con tener una disputa política? no nos olvidemos que el redactor de este mensaje no ha podido encontrar RSA Madrid en FB, así que tampoco le tendremos en cuenta que mezcle cosas personales con políticas. Por otra parte lo absurdo de “Valiente es unirse al M-L si eres leal seguidor de Hoxha y no al PCPE” ¿que tiene que ver una cosa con la otra? ¿si eres seguidor de Hoxha tienes que militar en el PCE (m-l)? además, ¿quien es seguidor de Hoxha?¿Hoxha es un equipo de fútbol? desde la RSA tenemos como referente a Hoxha por todo su legado, pero no se hace seguidismo a NADIE, eso es de PCPEros como el redactor del mensaje. Y por último análisis de este párrafo, recordar que hay pruebas donde se ve que el PCPE no echó al receptor del mensaje, el mismo al que usted acusa de ser expulsado, si no que se fue, como otros tantos al ver el revisionismo y falta de centralismo democrático en el seno del partido, pero esto ya se hablará en otro post. Invitamos a quien quiera verlo que se pase por la sede de los camaradas de RC y lo vean con sus propios ojos, ya que está colgado en la pared. Es gracioso que una persona que se fue al PCPE porque no lo querían en el PCE por putero, critique a un militante comunista ejemplar que se fue tras confrontar con los elementos revisionistas del PCPE, los cuales entre otras cosas apoyan al KKE y sus épicas actuaciones defendiendo el parlamento griego del pueblo, apoyo al gobierno revisionista Indio que está ejecutando guerrilleros maoístas en defensa de la burguesía.
“No quisiera ser descortés[…]. En segundo lugar, es mejor darle la oportunidad de no morir en la ignorancia: nunca me he ido de putas. Otra cosa es que usted se lo haya creído. Usted si quiere puede seguir acusándome de ello como argumento “político” (¡jajaja!), mientras esbozo una sonrisa. Más me reiré yo cuando se le pida que enseñe el recibo del prostíbulo que lo demuestre. Siga por tanto, siga…”

Esta es nuestra parte favorita, primero decirle al putero redactor del mensaje que no está siendo descortés, que nos lo estamos pasando pipa gracias a su cortesía. En segundo lugar, muy hábil, casi incluso mejor que los monos escritores de la RSA, demostrar que no has ido de putas porque no solo no hay recibo, ¡si no que no lo tenemos nosotros! *aquí es cuando se supone que nosotros nos reímos también*, que pena no grabar la reunión de UJCE Centro, en la cual no solo admitiste que habías ido de putas si no que trataste de entablar debate político en favor de estas diciendo que tus experiencias habían sido muy “positivas”, la misma reunión en la que te recriminaron tu postura hasta el punto de que acabases llorando y abandonando una formación revisionista para unirte a otra en la que te acogerían con los brazos abiertos aunque fueses Federico Losantos.
“… En tercer lugar, aclarar que cuando digo que no os tengo miedo (el resto no lo sé, eso os lo concedo, pero yo no), no es que me reconforte decirlo. No. Si lo digo, es porque precisamente es una de esas verdades insoportables que no quisierais que se diga nunca, pero que da mucho goce decir. Porque al igual que otras muchas tribus urbanas, uno de vuestras mayores ambiciones sería la de causar temor, terror en ciertos sectores de la población. Pero lamentablemente ello no ocurre, porque la libertad ansiada por el pueblo puede más que vuestras frases y gestos altisonantes. Y de la misma forma que la gente muestra indiferencia ante vuestras provocaciones, de la misma forma que yo me he negado siempre a sentirme atemorizado por bandas nazi-fachas, no lo voy a hacer por… No sois más que unos críos que aún tienen que salir del cascarón.”

Aquí sí, nos ha desenmascarado nuestro putero redactor de este maravilloso mensaje, en verdad la RSA quería ser una organización de gente que se disfraza y va dando sustos a ancianos, para todo ello grabarlo en video y hacer una película que desbancara al Exorcista dentro del género de terror, pero como esto no se podía pues decidimos hacernos ninjas Marxistas Leninistas que había que leer menos.
“Sinceramente, en otras condiciones, no habría tenido problema alguno en plantearme mis opiniones, cómodamente sentado en la mesa de un bar, para hablar, debatir tranquilamente. ¿Cuál habría sido el puto problema en principio? ¡Ninguno! Pero entenderá que no quiero hacerlo por alguien como usted que me insulta, que representa lo que usted representa y… porque simplemente no me cae bien. Sólo me apetece mandarle lo que me salga de los cojones por facebook. Si le gusta, me alegro. Y si no, coma ajos. Es decir, no por escribirle estas sagradas frases, que usted necesita leer por su propio bien, voy a ignorarle menos olímpicamente en otras circunstancias. Ratifico lo dicho: nadie de vosotros diría nada de lo que dice, estando sólo.”

A ver, ya nos estamos perdiendo, si en el párrafo anterior ha dicho que no tiene miedo, ¿por que ahora dice que no queda con dicha persona “por que representa lo que representa y le insulta”? pues que se chive a la profe!!! Por otra parte nuestro  redactor es el Mesías, el solo se lo dice con frases similares a “Es decir, no por escribirle estas sagradas frases, que usted necesita leer por su propio bien”, pues eso, el Mesías. Nuestro amigo putero cagón solo se crece por facebook, pobre triste, y que mala es la envidia.


“Pero para esto llevo yo entrenando todos estos años. Estoy preparado para esto. Otra cosa: no vuelva a empujarme. Gracias.”

Jajajajajajajajajajajajajajajaja esta frase también nos gusta mucho, en la esquina derecha El putero Mesías  Redactor y en la Izquierda los niñatos a los que no tiene miedo. xD. Si supuestamente te empujó porque no hiciste nada cuando te “agredieron” y esperaste a mandar este mensaje, gallina clueca cobarde y acomplejado.

Enver Hoxha a punto de agredir al comunista putero.

Enver Hoxha a punto de agredir al comunista putero.

“Camisas negras, homófobos, desprecio por las enfermedades ajenas (ya sean mentales o físicas), insultos a las personas lisiadas, agresiones yendo de cacería en grupo, anticomunismo… No, las coincidencias son demasiadas como para evitar que lo asocie a eso que estoy pensando. Y por último un par de apuntes: – no creo que estén ustedes precisamente en condiciones de llamarme vosotros a mí “provocador”. –

¡Cuidado cuidado!, ¡que llevamos camisas negras!, ¡woow!, los de homófonos está bien, siempre y cuando espero que este putero sepa que entre los ninja de la RSA hay de todo tipo de posicionamientos sexuales, al igual que pasa con las enfermedades ajenas, que aquí el que la tiene la enfermedad mental es nuestro putero, que está llegando a la conclusión de que somos unos espartanos que sacrifican a un camarada si tiene apendicitis. Vamos que todo lo dicho se cae por su propio peso, excepto lo de llevar camisetas negras, si llevas una camiseta negra no eres ML que lo sepáis queridos lectores, así que tirar vuestra camisas negras del armario.

Por último, voy a copiar el final del mensaje, no lo comentaré, solo observen las faltas ortográficas que no tienen desperdicio:
“Una sola cosa os pediría: que lo que llevais haciendo todos estos años, que lo sigais haciendo. Que no cambieis, por favor. Que sigais así, ganandoos a la gente y organizando desfiles militares. Esto es todo.”

Lo seguiremos haciendo, tú descuida que para el próximo desfile hemos comprado aviones:

En la fotografía de archivo se puede apreciar el verdadero emblema de la RSA

En la fotografía de archivo se puede apreciar el verdadero emblema de la RSA


(clásicos) Las ley de la transformación de la cantidad en cualidad; Engels.

28 enero, 2014

DIALECTICA1

(Desarrollar la naturaleza general de la dialéctica, como ciencia de las concatenaciones, por oposición a la metafísica.)

Las leyes de la dialéctica se abstraen, por tanto, de la historia de la naturaleza y de la historia de la sociedad humana. Dichas leyes no son, en efecto, otra cosa que las leyes más generales de estas dos fases del desarrollo histórico y del mismo pensamiento. Y se reducen, en lo fundamental, a tres:
ley del trueque de la cantidad en cualidad, y viceversa;
ley de la penetración de los contrarios;
ley de la negación de la negación.

Las tres han sido desarrolladas por Hegel, en su manera idealista, como simples leyes del pensamiento: la primera, en la primera parte de la Lógica, en la teoría del Ser; la segunda ocupa toda la segunda parte, con mucho la más importante de todas, de su Lógica, la teoría de la Esencia; la tercera, finalmente, figura como la ley fundamental que preside la estructura de todo el sistema. El error reside en que estas leyes son impuestas, como leyes del pensamiento, a la naturaleza y a la historia, en vez de derivarlas de ellas. De ahí proviene toda la construcción forzada y que, no pocas veces, pone los pelos de punta: el mundo, quiéralo o no, tiene que organizarse con arreglo a un sistema discursivo, que sólo es, a su vez, producto de una determinada fase de desarrollo del pensamiento humano. Pero, si invertimos los términos, todo resulta sencillo y las leyes dialécticas, que en la filosofía idealista parecían algo extraordinariamente misterioso, resultan inmediatamente sencillas y claras como la luz del sol.

Por lo demás, quien conozca un poco a Hegel sabe que éste aduce también, en cientos de pasajes, los ejemplos concretos más palpables tomados de la naturaleza y de la historia para ilustrar las leyes dialécticas.

No nos proponemos escribir aquí un tratado de dialéctica, sino simplemente demostrar que las leyes dialécticas son otras tantas leyes reales que rigen el desarrollo de la naturaleza y cuya vigencia es también aplicable, por tanto, a la investigación teórica natural. No podemos, por consiguiente, entrar a estudiar la conexión interna de estas leyes entre sí.
I. Ley del trueque de la cantidad en cualidad, y viceversa. Podemos expresar esta ley, para nuestro propósito, diciendo que, en la naturaleza, y de un modo claramente establecido para cada caso singular, los cambios cualitativos sólo pueden producirse mediante la adición o sustracción cuantitativas de materia o de movimiento (de lo que se llama energía).
Todas las diferencias cualitativas que se dan en la naturaleza responden, bien a la diferente composición química, bien a las diferentes cantidades o formas de movimiento (energía), o bien, como casi siempre ocurre, a ambas cosas a la vez. Por consiguiente, es imposible cambiar la cualidad de un cuerpo sin añadir o sustraer materia o movimiento, es decir, sin un cambio cuantitativo del cuerpo de que se trata. Bajo esta forma, la misteriosa tesis hegeliana, no sólo resulta perfectamente racional, sino que se revela, además, con bastante evidencia.

No creemos que haga falta pararse a señalar que los diferentes estados alotrópicos y conglomerados de los cuerpos, al descansar sobre una distinta agrupación molecular, responden también a cantidades mayores o menores de movimiento añadidas al cuerpo correspondiente.
Pero, ¿y los cambios de forma del movimiento o de la llamada energía? Cuando transformamos el calor en movimiento mecánico, o a la inversa, cambia la cualidad, mas ¿la cantidad permanece igual? Exactamente. Ahora bien, los cambios de forma del movimiento son como los vicios de Heine: cualquiera por separado puede ser virtuoso; en cambio, para el vicio tienen que juntarse dos.2 Los cambios de forma del movimiento son siempre un fenómeno que se efectúa entre dos cuerpos por lo menos, uno de los cuales pierde una determinada cantidad de movimiento de esta cualidad (por ejemplo, calor), mientras que el otro recibe la cantidad correspondiente de movimiento de aquella otra cualidad (movimiento mecánico, electricidad, descomposición química). Por tanto, cantidad y cualidad se corresponden, aquí, mutuamente. Hasta ahora, no se ha logrado convertir una forma de movimiento en otra dentro de un solo cuerpo aislado.
Aquí, por el momento, sólo hablamos de cuerpos inanimados; para los cuerpos vivos rige la misma ley, pero ésta actúa bajo condiciones muy complejas, y, hasta hoy, resulta todavía imposible, con frecuencia, establecer la medida cuantitativa.

Si nos representamos un cuerpo inanimado cualquiera dividido en partes cada vez más pequeñas, vemos que no se opera, por el momento, ningún cambio cualitativo. Pero esto tiene sus límites: si logramos, como en la evaporación, liberar las distintas moléculas sueltas, podremos, en la mayor parte de los casos, seguir dividiéndolas, aunque solamente mediante un cambio total de la  cualidad. La molécula se descompone ahora en los átomos, los cuales presentan cualidades completamente distintas de aquélla. En moléculas formadas por distintos elementos químicos, vemos que la molécula compuesta deja el puesto a los átomos o a la molécula de estos elementos mismos; y en las moléculas elementales, aparecen los átomos libres, que producen resultados cualitativos completamente distintos: los átomos libres del oxígeno en estado naciente consiguen como jugando lo que jamás serían capaces de lograr los átomos del oxígeno atmosférico vinculados en la molécula.

Pero ya la misma molécula es algo cualitativamente distinto de la masa corpórea de que forma parte. Puede llevar a cabo movimientos independientemente de ésta y mientras ésta permanece en aparente quietud, como ocurre, p.e., en las vibraciones del calor; puede, por medio del cambio de situación y de la trabazón con las moléculas vecinas, colocar al cuerpo en un estado alotrópico o de conglomerado, etc.
Vemos, pues, que la operación puramente cuantitativa de la división tiene un límite, a partir del cual se trueca en una diferencia cualitativa: la masa está formada toda ella por moléculas, pero es algo esencialmente distinto de la molécula, lo mismo que ésta es, a su vez, algo esencialmente distinto del átomo. Sobre esta diferencia descansa precisamente la separación entre la mecánica, como ciencia de las masas celestes y terrestres, de la física, que es la mecánica de la molécula, y de la química, que es la física de los átomos.

En la mecánica no se dan cualidades, sino, a lo sumo, estados como los de equilibrio, movimiento y energía potencial, todos los cuales se basan en la transferencia mensurable de movimiento y pueden expresarse de por sí de un modo cuantitativo. Por tanto, en la medida en que se produce aquí un cambio cualitativo, este cambio se halla condicionado por el cambio cuantitativo correspondiente.

La física considera los cuerpos como químicamente inmutables o indiferentes; estudia solamente los cambios de sus estados moleculares y las alteraciones de forma del movimiento, que la molécula pone en acción en todos los casos, por lo menos en uno de los dos lados. Todo cambio es aquí un trueque de cantidad en cualidad, una sucesión de modificaciones cuantitativas de la cantidad de movimiento de cualquier forma inherente al cuerpo o comunicado a él. “Así, por ejemplo, vemos que el grado de temperatura del agua es, al principio, indiferente por lo que se refiere a su fluidez líquida; pero, al aumentar o disminuir la temperatura del agua fluida, se llega a un punto en el que este estado de cohesión cambia y el agua se convierte, de una parte, en vapor y de otra parte en hielo” (Hegel, Enzyklopädie, Obras completas, tomo VI, pág. 217).3 Del mismo modo, hace falta una determinada intensidad mínima de corriente para que el alambre de platino de la lámpara eléctrica se encienda; asimismo, vemos que todo metal tiene su punto térmico de combustión y de fusión y todo líquido su punto de congelación y de ebullición, bajo una presión determinada, en la medida en que los medios de que disponemos nos permitan producir la temperatura necesaria; y, finalmente, que todo gas llega a un punto crítico, en el que la presión y el enfriamiento lo licuan. En una palabra, las llamadas constantes de la física no son, en la mayoría de los casos, otra cosa que indicaciones de puntos nodulares en que el «cambio»,4 la adición o sustracción cuantitativa de movimiento, provoca un cambio cualitativo en el estado del cuerpo de que se trata; en que, por tanto, la cantidad se trueca en cualidad.

Pero el campo en que alcanza sus triunfos más imponentes la ley natural descubierta por Hegel es la química. Podríamos decir que la química es la ciencia de los cambios cualitativos de los cuerpos como consecuencia de los cambios operados en su composición cuantitativa. Esto lo sabía ya el propio Hegel (Logik, Obras completas, III, pág. 433).5 Basta fijarse en el oxígeno: si se combinan tres átomos para formar una molécula, en vez de los dos de la combinación usual, tenemos el ozono, un cuerpo que se distingue claramente del oxígeno corriente, tanto por el olor como por los efectos. Y no hablemos ya de las diferentes proporciones en que el oxígeno se combina con el nitrógeno o el azufre y cada una de las cuales forma un cuerpo cualitativamente distinto de los otros. El gas hilarante (monóxido de nitrogeno N2O) es muy distinto del anhídrido ácido-nítrico (pentóxido nítrico N2O5). El primero es un gas; el segundo, bajo temperatura corriente, un cuerpo sólido cristalino. Y, sin embargo, toda la diferencia de composición entre ambos cuerpos se reduce a que el segundo contiene cinco veces más oxígeno que el primero, y entre uno y otro se hallan, además, otros tres óxidos del nitrógeno (NO, N2O3, NO2), todos ellos cualitativamente distintos de aquellos dos y entre sí.

Y esto resalta todavía de un modo más palmario en las series homólogas de las combinaciones de carbono, de los hidrógenos carburados más simples. La más baja de las parafinas normales es el metano, CH4; las cuatro unidades combinadas del átomo del carbono se saturan aquí con cuatro átomos de hidrógeno. La segunda, el etano, C2H6, combina entre sí dos átomos de carbono y satura las seis unidades libres combinadas con seis átomos de hidrógeno. Y así sucesivamente, pasando por C3H8, C4H10, etc., con arreglo a la fórmula algebraica CnHn2 + 2, de tal modo que, al aumentar cada vez un CH2, va produciéndose, una vez tras otra, un cuerpo cualitativamente distinto de los anteriores. Los tres miembros más bajos de la serie son gases; el más alto que se conoce, el hexadecano, C16H34, un cuerpo sólido, cuyo punto de ebullición son los 270 grados C. Y exactamente lo mismo se comporta la serie de los alcoholes primarios derivados (teóricamente) de las parafinas, con la fórmula CnH2n+2O, con respecto a los ácidos grasos, monobásicos (fórmula: CnH2nO2). Qué diferencia cualitativa puede producir la adición cuantitativa de C3H6 nos lo enseña la experiencia, cuando ingerimos alcohol etílico C2H6O, bajo cualquiera de sus formas potables, sin mezcla de otros alcoholes y cuando ingerimos el mismo alcohol etílico, pero añadiéndole alcohol amílico C5H12O, que forma el elemento principal integrante del infame aguardiente amílico. Nuestra cabeza se da clara cuenta de ello, sin duda alguna, a la otra mañana, bien a su pesar, hasta el punto de que bien puede decirse que la borrachera y el consiguiente malestar del día siguiente vienen a ser como la cantidad transformada en cualidad, por una parte del alcohol etílico y, por otra, de la adición de este C3H6.

En estas series químicas, la ley hegeliana se nos presenta, además, sin embargo, bajo otra forma. Los miembros inferiores sólo admiten una única estratificación mutua de los átomos. Pero, una vez que el número de átomos combinados en una molécula alcanza la magnitud determinada para cada serie, la agrupación de los átomos en la molécula puede efectuarse de múltiples modos; pueden presentarse, por tanto, dos o más cuerpos isómeros que, aun conteniendo el mismo número de átomos de C, H u O en una sola molécula, sean, no obstante, cualitativamente distintos. Podemos, incluso, calcular cuantas de estas isomerías pueden darse en cada miembro de la serie. Así, tenemos que en la serie de la parafina, para la fórmula C4H16 pueden darse dos, y para la fórmula C5H12 tres; en los miembros superiores de la serie, el número de posibles isomerías va aumentando muy rápidamente. Es, por tanto, una vez más, el número cuantitativo de átomos contenidos en la molécula el que sienta la posibilidad y, una vez comprobada ésta, el que condiciona, además, la existencia real de estos cuerpos isómeros cualitativamente distintos.

Más aún. Partiendo de la analogía de los cuerpos que conocemos en cada una de estas series, podemos sacar conclusiones con respecto a las propiedades físicas de los miembros de la serie que aún no conocemos y predecir con bastante seguridad estas cualidades, el punto de ebullición, etc., en cuanto a los miembros que vienen inmediatamente después de los conocidos.

Finalmente, la ley de Hegel no rige solamente para los cuerpos compuestos, sino también para los mismos elementos químicos. Ahora, sabemos que “las propiedades químicas de los elementos son una función periódica de los pesos atómicos” (Roscoe-Schorlemmer, Ausführliches Lehrbuch der Chemie [“Tratado detallado de química”], tomo II, pág. 823),6 es decir, que su cualidad se halla condicionada por la cantidad de su peso atómico. Y la prueba de esto se ha llevado a cabo de un modo brillante. Mendeleiev ha demostrado que en las series de elementos afines, ordenadas por sus pesos atómicos, aparecen diferentes lagunas, indicio de que quedan nuevos elementos por descubrir. Uno de estos elementos desconocidos, a que Mendeleiev dio el nombre de ekaaluminio,7 porque en la serie que comienza con el aluminio sigue a éste, fue descrito de antemano por él con arreglo a sus propiedades químicas generales, prediciendo aproximadamente tanto su peso atómico y específico como su volumen atómico. Unos cuantos años después, descubría realmente Lecoq de Boisbaudran este elemento, y las predicciones de Mendeleiev se confirmaban, salvo muy pequeñas variantes. El ekaaluminio se hacía realidad en el galio (obra cit., pág. 828). Mediante la aplicación -no consciente- de la ley hegeliana del trueque de la cantidad en cualidad, había logrado Mendeleiev llevar a cabo una hazaña científica que puede audazmente parangonarse con la de Leverrier al calcular la órbita de Neptuno, cuando todavía este planeta era desconocido. En la biología, al igual que en la historia de la sociedad humana, se comprueba a cada paso la misma ley, pero aquí no queremos apartarnos de los ejemplos tomados de las ciencias exactas, donde las cantidades son exactamente mensurables e investigables.

Es probable que esos mismos señores que hasta el presente han venido denostando el trueque de la cantidad en cualidad como misticismo e incomprensible transcendentalismo, digan ahora que es algo evidente por sí mismo, consabido y trivial, algo que ellos aplican desde hace mucho tiempo y que, por consiguiente, no les enseña absolutamente nada nuevo. No cabe duda de que constituye siempre un hecho histórico-universal el proclamar por vez primera bajo la forma de su vigencia general una ley universal que rige para el desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento. Y si esos señores se han pasado la vida viendo cómo la cantidal se trocaba en cualidad, pero sin saberlo, tendrán que consolarse con aquel monsieur Jourdain de Molière,8 que se pasó también la vida hablando en prosa sin tener ni la más remota idea de ello.

Pág. 41-46 de “La dialéctica de la naturaleza”; F. Engels