UGT Andalucía, o como la aristocracia obrera se defiende a ella misma y no al proletariado.


Según la juez Mercedes Alaya, unos 7’6 millones se desviaron hacia los entornos sindicales de CC.OO y UGT.

Estos sindicatos amarillos no son otra cosa que aparatos burocráticos donde los trabajadores mejor pagados en este sistema se sienten bien cómodos, pues su objetivo no es liberar a los obreros sino reformar el capitalismo y seguir con su tren de vida. Mientras estos sindicatos se pudren de conformismo y corrupción, algunos obreros (un porcentaje menor de la clase obrera de este Estado) siguen pagando sus cuotas a estos corruptos ignorando la realidad. 

El hecho de que surjan estos escándalos en el seno de los sindicatos amarillos y sea palpable su baja combatividad demuestra que no son aparatos creados y organizados para defender a nuestra clase, sino para conseguir porciones del pastel para vividores.

La situación monopolista de dicho país dio origen al nacimiento de una “aristocracia obrera” oportunista, semipequeñoburguesa, salida de la “masa”. Los jefes de esta aristocracia obrera se pasaban constantemente al campo de la burguesia y eran mantenidos por ella directa o indirectamente. Marx mereció el odio, que le honra, de estos canallas, porque les tildó públicamente de traidores. El imperialismo moderno (del siglo XX) ha creado también en favor de algunos países adelantados una situación privilegiada, monopolista, y sobre este terreno ha surgido en todas partes, dentro de la II Internacional, ese tipo de jefestraidores, oportunistas, socialchovinistas, que defienden los intereses de su corporación, de su reducida capa de aristocracia obrera. Estos partidos oportunistas se han separado de las “masas”, es decir, de los sectores más vastos de trabajadores, de la mayoría de los mismos, de los obreros peor retribuidos. La victoria del proletariado revolucionario es imposible si no se lucha contra semejante mal, si no se desenmascara, si no se afrenta, si no se expulsa a los jefes oportunistas socialtraidores; tal es la política que ha llevado a la práctica la III Internacional. 

Lenin

 

Comilona y barra libre en la feria como gastos de negociación colectiva, maletas para los afiliados con cargo a un programa para desempleados, gastos de VISA por medio millón de euros en pleno reajuste de plantilla.Las anomalías contables empiezan a pasar factura a la federación andaluza de UGTcuyas cuentas están siendo examinadas con lupa en los tribunales.

Primero fue la juez del caso ERE, quien no duda en hablar de supuesta financiación irregular con las comisiones cobradas por tramitar prejubilaciones. Pero la espita la han abierto las denuncias sobre el pago de gastos internos con fondos para formación de los trabajadores. El sindicato niega las acusaciones y habla de “interpretaciones contables”, pero lo cierto es que la Junta ya ha reconocido 25.000 euros en cobros “indebidos”.

Desde la nueva dirección del sindicato lamentan que en los tres meses que llevan al frente, han tenido poco tiempo para dedicarse realmente a la defensa de los trabajadores, centrados como están en la suya propia. Sin ir más lejos, el mismo día que tenían que presentar los resultados de la investigación contable interna les sacudía la detención del secretario de Cádiz por su relación con la trama de los ERE.

Este caso fue el que hizo saltar las alarmas el pasado mes de marzo, cuando la operación policial que investigaba el pago de sobrecomisiones a las mediadoras que tramitaron las prejubilaciones pagadas por la Junta desveló que parte del dinero, unos 7’6 millones según la juez Mercedes Alaya, se desvió hacia los “entornos sindicales” de CC.OO y UGT. El papel de los sindicatos dio pie a una nueva línea de investigación en la causa de los ERE, materializada en las detenciones de tres dirigentes sindicales el pasado martes.

FACTURAS MANIPULADAS

Con los sindicatos ya en entredicho, y en medio de lo que consideran una campaña de criminalización de los sindicatos de clase, UGT Andalucía abrió un agrio proceso de reestructuración de la plantilla que ha sido llevado incluso a los tribunales.

Casi al mismo tiempo, medios de comunicación empezaron a publicarfacturas supuestamente manipuladas para justificar gastos con coste a los programas de formación de parados, que han sido la base para la querella presentada por el sindicato Manos Limpias por malversación de caudales públicos, falsedad documental y apropiación indebida. Las informaciones apuntan que se usaron esos fondos para pagar publicidad y pancartas de la huelga general de 2010, e incluso labores de mantenimiento y limpieza de las sedes.

Las denuncias se suceden en cascada desde entonces, y algunas de ellas han recaído en la propia juez Alaya al entender ésta que formarían parte de esa financiación irregular. Hay casos sonrojantes, como el convite para 1.600 mujeres por el Día de la Mujer Trabajadora facturado como “reuniones de los órganos de participación”, o la comida en la Feria de Abril de 2010 “colada” como gastos de representación en la negociación colectiva. También una opípara comida (marisco incluido) por Navidad a 100 euros el cubierto revestida ante la Junta como “acto de difusión VII acuerdo de concertación social”.

Otros casos conocidos hacen hincapié además en el inflado o la falsificación de facturas con proveedores habituales para generar así un “bote” con la diferencia del gasto cobrado a la administración, en ocasiones el triple del coste real del servicio.

El sindicato niega tajantemente estos hechos, especialmente las mariscadas, aunque en privado insiste en que de ser ciertos “son indefendibles”. Y habla de “interpretaciones” o “discrepancias contables” habituales en cualquier empresa y que se van compensando a medida que la administración paga las subvenciones.

“Hasta hoy no se ha detectado ninguna actuación que suponga desvío de fondos, contabilidad B, ocultación, enriquecimiento de nadie y menos aún saqueo, fraude o malversación”, subrayó esta semana el secretario general Francisco Fernández, quien calificó de “falsas y tendenciosas” las acusaciones publicadas en prensa, aunque sin concretar cuáles ni facilitar quiénes conformaron la auditoría interna o las conclusiones de la misma.

One Response to UGT Andalucía, o como la aristocracia obrera se defiende a ella misma y no al proletariado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: