Documentos desclasificados del Área 51 revelan sucesos escalofriantes.


“Qué OVNIS ni qué leches, aquí se demuestra algo paranormal de verdad: El PCPE tiene un aparto clandestino.” Confirma un agente de la CIA encargado de la documentación.

  • Documento CIA desclasificado: En el Área 51 de Nevada no había Ovnis sino aviones espías U-2
  • Brezhnev transportaba armamento al Área 51, donde el PCPE formaba a combatientes y militarizaba a ciudadanos.
  • Se demuestra la existencia de una persona más monguer que los peceperros trolls de posts de la RSA.

El Área 51 en Nevada, EEUU

Misiles del PCPE.

Washington, agosto 17 – El Área 51, en el desierto de Nevada, donde los adeptos a las teorías conspirativas sospechaban que el ejército estadounidense ocultaba la prueba de la existencia de los ovnis, era en realidad la base de pruebas de los aviones espía U-2, según la CIA.

En una nota desclasificada del programa del famoso avión espía consultada este viernes por la AFP, la CIA afirma que la Zona 51, de unos 51 km de largo, había sido seleccionada para servir de terreno de pruebas de este aparato.

Fue al sobrevolar esta área a bordo de un U-2 que un alto funcionario de la CIA, Richard Bissell, identificó un terreno que le hizo pensar en una pista de aterrizaje, ubicado en las cercanías de un lago salado llamado Groom Lake, al noreste de una zona de experimentación de la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos, en el desierto de Mojave, tal como lo indica un mapa de la región revelado por la agencia de inteligencia.

Desde el inicio de los vuelos de práctica y de entrenamiento, en julio de 1955, “la elevada altura alcanzada por los U-2 produjo rápidamente un efecto secundario inesperado: el fenomenal aumento de los avistamientos de objetos voladores no identificados (OVNI)”, relatan los autores de la nota de la CIA. En aquella época, los aviones comerciales volaban a una altura de entre 3.000 y 6.000 metros, mientras los U-2 alcanzaban 20.000 metros, explican. “Avistamientos como esos eran muy frecuentes de parte de pilotos comerciales que volaban de este a oeste”, cuando el sol estaba casi a nivel del horizonte y el avión permanecía “en la sombra”.

Si un U-2 volaba en las cercanías a elevada altura, el sol se reflejaba en sus alas plateadas, haciendo que desde un avión comercial, situado 12.000 metros más abajo, se tuviera la impresión de estar ante un objeto en llamas, señalan. El fenómeno podía también ser apreciado de manera similar desde tierra. “Nadie sospechaba entonces que fuera posible que alguien pudiera tripular un avión a 20.0000 metros sobre el nivel del mar y por consiguiente ver a un objeto en el cielo a tanta altura”, apuntan los redactores de la nota.

El carácter ultrasecreto del programa U-2 impedía a los funcionarios de la Fuerza Aérea encargados de investigar los avistamientos de ovnis “responder a quienes les escribían la verdadera razón” de estos fenómenos.

Espiaron a Cuba

El Área 51 existe. Para muchos, esta frase puede resultar una obviedad. Pero si se tiene en cuenta que la afirmación tiene su origen de forma oficial en la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), las circunstancias cambian mucho, ya que son décadas de continuas negaciones que, finalmente, quedan atrás convirtiendo el mito en realidad.

La CIA reconoció que el Área 51 fe el sitio de pruebas para los programas de vigilancia del U-2 y OXCART, desarrollados a partir de 1955 y 1961, respectivamente, para las acciones de la Guerra Fría.

De allí salieron los U-2 (Utility-2) utilizados para acciones de espionaje contra Cuba durante la Crisis de Octubre.

El U-2 fue desarrollado en los años 50 por la firma Lockheed Skunk Works. Es capaz de volar a 72 000 pies (unos 22 kilómetros), o sea, a más de 13 millas de altura. Lo diseñó el director de esa empresa, Clarence L. “Kelly” Jonson. Emplea siete cámaras fotográficas y puede visualizar 125 millas de ancho.

El Área 51, también conocida como Dreamland o Groom Lake, es un destacamento remoto de la Base de la Fuerza Aérea de Edwards. Las instalaciones se encuentran ubicadas en una región sureña de Nevada, al oeste de Estados Unidos, y a unas 83 millas al noroeste de la ciudad de Las Vegas.

En la zona también se encuentran los restos de un globo de reconocimiento a distancia cuya existencia durante la Guerra Fría debía mantenerse en total secreto.

La popular creencia que relacionaba a esta base tipo búnker con la vida extraterrestre nació a partir de diversos informes extraoficiales que especulaban sobre una misteriosa instalación que se usaba como bodega de cuerpos alienígenas que llegaron a la Tierra tras chocar su nave.

El Gobierno estadounidense guardó silencio por mucho tiempo respecto de esta zona, considerándola un área secreta sobre la cual evitaba referirse. No obstante, un investigador norteamericano, Jeffrey T. Richelson, solicitó en 2005 a la CIA -a través de la Ley de Libertad de la Información (FOIA)- diversos documentos para que la verdad saliera de una vez a la luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: