Evidencias de un aparato clandestino en IU.


Izquierda Unida, sólo en Madrid, acumula una deuda con la Agencia Tributaria por impuestos sin pagar (fundamentalmente IRPF retenido a sus empleados) de 1,2 millones de euros. Además, lleva años sin abonar las cuotas de la Seguridad Social de su plantilla, con lo que acumula otra deuda de un millón de euros que acaba de renegociar con esa institución para poder devolver ese dinero en 96 mensualidades, según informa El Confidencial.

Según el mismo medio, la dirección federal de Izquierda Unida se ha sumado a los grupos de la oposición indignados con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por decir en público (en medios de comunicación, en el Congreso y el Senado) que hay grupos políticos que no pagan sus impuestos, pero la principal sección regional de la agrupación ha reconocido que no cumple con todas sus obligaciones tributarias desde hace más de una década.

QUE GRANDE IZQUIERDA UNIDA, DESVIANDO FONDOS PARA SUFRAGAR LA REVOLUCIÓN. OH, WAIT….

En fuentes oficiales de IU atribuyen esos retrasos a la “deuda histórica” de la federación, gestada después de las derrotas electorales de finales de los noventa y principios de 2000. Sobre las cuotas sin pagar durante años a la Seguridad Social, en los citados medios insisten en que están “normalizadas” por un acuerdo que les da un margen de 8 años para hacer frente al monto total de sus deudas.

Sobre los 1,2 millones pendientes de pagar a la Agencia Tributaria, la solución se presenta más complicada. Quieren negociar con Hacienda otro pago prorrogado de la deuda, pero los inspectores les exigen un primer desembolso de 300.000 euros al que en IU dicen que no pueden hacer frente con las cuotas de los afiliados y las subvenciones que reciben para el sostenimiento ordinario de la formación. Por ello, buscan una línea de crédito en los bancos, que hasta ahora no han encontrado.

Izquierda Unida, federación de Madrid, es el primer partido que reconoce y avala que Montoro sabe de lo que habla al criticar la falta de ejemplaridad de algunas instituciones en sus relaciones con Hacienda. Y el ministro lleva casi un mes empeñado en lanzar ese tipo de mensajes. Primero soltó que había grandes medios de comunicación que no pagan impuestos (uno de ellos se dio por tan aludido que al día siguiente pidió su dimisión). Luego se refirió a “famosos actores” que no tributan en España y, al ser interpelado por los socialistas en defensa del ‘mundo de la cultura’, amplió la ofensiva de sus insinuaciones a los grupos políticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: