La Liga de las Estrellas fugaces.


Hubo una época en la que nos comprábamos cromos. Incluso nuestros padres compraban laInterviú con la excusa de los imanes de sus jugadores de fútbol… Otros pintaban a sus jugadores preferidos en las figuras del pro-action-football y ansiaban la actualización de última hora de la Guía Marca con los últimos fichajes. La Liga Española era la mejor de Europa, había varios aspirantes al título y cada año llegaban fichajes que vendían camisetas antes de que eso fuese lo importante. Hoy la realidad es otra.

Los excesos de los 90 y de la primera década del siglo XXI son ya evidentes en la Liga de Fútbol Profesional (LFP). La temporada pasada fue la primera en los últimos 20 años en los que la liga obtuvo un beneficio considerable en cuanto a la relación compra-venta de jugadores. Este año va camino de seguir la misma línea, pese a que elReal Madrid pueda maquillar las cuentas a última hora con el fichaje de Gareth Bale, si no lo hace será la temporada con mayor beneficio de la historia de los clubes de Primera División. Un signo latente de que el fútbol está enfermo y algo está empezando a cambiar.

Desde la temporada 1989/1990 los clubes de Primera División de la LFP han gastado 1.587 millones de euros más de lo que ingresaron por traspasos de jugadores, un agujero negro para la economía de la mayoría de equipos.
*Datos de transfermarkt

 

Fue con la llegada de los 90 cuando aparecieron en España las televisiones privadas. Estas cadenas apostaron por fuertesinversiones en la compra de los derechos de retransmisión de partidos y los clubes comenzaron a enriquecerse. Esto conllevó un cambio en la política de fichajes de los equipos: empezaron a desembolsar cantidades astronómicas en estrellas extranjeras apoyados por el colchón económico que ofrecían los nuevos contratos con las televisiones. 
El fútbol se convirtió en un fenómeno televisivo con grandes beneficios publicitarios. Como consecuencia la Liga de Fútbol Profesional pasó a denominarse ‘La Liga de las Estrellas’. Un claro ejemplo de lo que sucedió entonces fueron los fichajes de Denilson por el Betis, Romario por el Valencia o primero Bebeto y luego Rivaldo por el Deportivo de la Coruña. Algo totalmente impensable en los tiempos que corren, dejando al margen al Real Madrid y el Barcelona.
El globo se fue hinchando. La burbuja inmobiliaria surtía a los bancos de fondos que facilitaban la llegada de los mejores jugadores del planeta a la Liga. El espectáculo en los terrenos de juego estaba garantizado y las audiencias televisivas también. Pero la burbuja explotó, el globo se desinfló y los jugadores emigraron. Los equipos modestos volvieron a ser modestos y los descensos administrativos y desapariciones de instituciones empezaron a ser frecuentes (CompostelaLogroñésOviedo y recientemente el caso del Salamanca son ejemplo de ello).
Como consecuencia de este derroche durante las últimas dos décadas la LFP ha alcanzado una deuda total imposible de pagar a corto plazo. Según datos del gobierno, los equipos de Primera y Segunda División tienen una deuda de 4.114 millones de euros (610 del total con hacienda).
Hasta el día de hoy, esta temporada va camino de convertirse en la campaña con mayores beneficios por compra-venta de jugadores en la historia de la LFP. Además la Liga Española es la única competición, de las 7 con más peso económico en Europa, cuyo balance en ventas-compras es positiva. Un hecho que consolida la idea que la Liga Española ha dejado de ser importadora para convertirse en exportadora de talentos: si en campañas anteriores emigraron, entre otros, Mata, Cazorla, B. Valero, Javi Martínez o Monreal; esta temporada el éxodo de figuras está siendo mayor.
La parte positiva de esta pérdida de nivel futbolístico puede ser el saneamiento de una institución muy dañada como es la LFP. Los equipos están rebajando sus deudas paulatinamente ante la amenaza de la desaparición. Pero lo más interesante debería ser la apuesta por la cantera que los clubes van a tener que realizar para poder subsistir en este llamado “fútbol moderno”. Es sabido que el “injusto” reparto de los derechos televisivos adultera la competición dejando todo en un mano a mano entre Real Madrid y Barcelona. Pero eso es otra cuestión que solo puede solucionarse con una reforma total de las normativas relacionadas con los ingresos y gastos económicos.
España campeona de euroa sub 21
Hasta el momento solo tres equipos, a parte de los dos grandes, han gastado más que han ingresado: el Villareal en su intento de volver a formar un equipo competitivo para 1ª División (-5 millones de €), elGranada siempre apoyado por la familia Pozzo (-5) y  el Athletic Club que busca una reconstrucción tras las salidas de J. Martínez y F.Llorente (-11).

Cuando termine el mercado será mejor momento para hacer balance, pero de momento parece que el fútbol en España se ha dado cuenta que está enfermo. De momento, nos conformaremos con limpiar el polvo de los cromos.

 

sacado de:  Ponstraumático. 

2 Responses to La Liga de las Estrellas fugaces.

  1. sidskin dice:

    esto es el marca???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: