El caso Snowden


EL CASO SNOWDEN Y LOS EEUU COMO “ESTADO FORAJIDO”
                                                 
       Por Carlos Lanz Rodriguez
 
En los actuales momentos, el caso Edward Snowden, confirma el proceso de privatización de la guerra y la subcontratación de las actividades de seguridad en los EEUU, particularmente la “terciarización o externalización”  de la  inteligencia tecnológica
Este proceso de descomposición institucional, bajo la figura del outsourcing de inteligencia,  es el marco privatizador de la seguridad de los EEUU, denunciado por un conjunto de autores norteamericano, entre ellos, investigadores que han publicados diversos ensayos .
En tal sentido, autores como Tim Sorrock en su texto “Alquiler de Espía”, JB Hillhouse en el ensayo sobre “Subcontratado”, el periodista investigativo Jeremy Scahill en  su libro “Blackwater: El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo”, al igual que  Nick Turse en su trabajo  El Complejo: Como los militares invaden nuestra vida cotidiana”,  vienen denunciando en sus investigaciones  la externalización de los servicios  en las diversas agencias de la Comunidad de Inteligencia (IC) de los EEUU. También estos autores tienen sitios donde sistematizan esta área temática, por lo que recomendamos, aparte de sus libros, visitar 5 de los espacios donde escriben en la red:
1.- TheSpyWhoBilledMe.com,
2.-Timsorrock.com,
3.-www.democracynow.org/
4.-Nickturse.com,
5.- Tomdispatch.com

Nick Turse, publica en Tomdispatch.com ( en Julio del 2008) un artículo sobre “Las corporaciones ocultas del Pentágono”, donde aparecen acuñadas  las frases que describen esta realidad:  “La vida diaria militarizada, la economía civil ‘pentagonizada’, y el Pentágono privatizado.”

También otros periodistas coinciden con los anteriores autores sobre el nexo entre ex – funcionarios de inteligencia que han pasado a formar parte de las empresas subcontratadas.
En nuestro ensayo “Outsourcing de Intellygence: Alquiler de inteligencia, operaciones psicológicas y fuerzas especiales “(publicado en el año 2008) realizamos una primera reseña de este proceso privatizador de la guerra, siendo ahora validados aquellos hallazgos por la denuncia realizada por  Snowden como empleado de la empresa Booz Allen Hamilton, subcontrada por una de las organizaciones de la Comunidad de Inteligencia (IC) la Agencia Nacional de Seguridad (NSA)
Vamos a citar parte de las denuncias públicas que han realizado dichos investigadores, resumidas en 8 descripciones del proceso que concreta los diversos tipos de outsourcing entre empresas privadas y el pentágono:
1.-Los mercenarios, como alguna vez fueron conocidos, están prosperando; ahora reciben el nombre decontratistas militares privados, y algunos incluso sonsubsidiarios de las 500 compañías más poderosas del mundo.  A menudo dirigidos por oficiales militares retirados, entre los que hay generales de tres y cuatro estrellas, los contratistas privados representan la nueva cara del negocio de la guerra. Situados en una línea borrosa que no distingue entre lo militar y lo civil, proveen a los soldados en activo: desde apoyo logístico hasta entrenamiento en el campo de batalla y asesoría militar, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. Estos mercenarios realizan todas las tareas administrativas y logísticas, tales como alimentación, correo, aprovisionamiento de armas y municiones a las tropas, sanidad, construcciones, etc. colaboran en custodia, interrogatorios y torturas a los prisioneros; también realizan tareas de guardaespaldas de personalidades, custodia y vigilancia a cuarteles, convoyes de soldados y otras instalaciones militares, y cumplen tareas de combate, junto a las unidades regulares. Lo hacen desconociendo los derechos humanos, torturando presos, asesinando civiles, como se denunció recientemente en el caso de Blackwater, que asesinó a 17 civiles, u otras  sometieron a vejaciones y torturas a presos en Abu Grhaib.
2.- Estas compañías – alrededor de 35 en Estados Unidos – favorecidas tanto por oportunistas como por políticos, necesitan permiso del Gobierno para competir en el negocio. Algunas tienen nombres familiares, como Kellogg Brown & Root, una sucursal de la compañía Halliburton ( De propiedad de Dick Cheney) que opera para el Gobierno estadounidense en Cuba y en Asia Central. Otras tienen nombres más crípticos como DynCorp; Vinell ( de propiedad de Dick Cheney) , una sucursal de TRW; SAIC; ICI de Oregon, y Logicon, unidad de Northrop Grumman. Una de las más conocidas, MPRI (antes conocida como Military Profesional Resources Inc.), se jacta de tener «más generales por pie cuadrado que el Pentágono».
 3.- En 2006, el Washington Post informó que una “mayoría significativa” de los empleados en dos organismos clave, el Centro Nacional Antiterrorista, la oficina de Inteligencia de la actividad de campo, erancontratistas (en el CIFA, el número fue superior al 70 por ciento). Más recientemente, los ex oficiales de la Agencia Central de Inteligencia han dicho que los trabajadores de la CIA es de un 60 por ciento de los contratistas.
Pero las estadísticas por sí solas no muestran incluso el grado en que la subcontratación ha penetrado en la inteligencia EE.UU. – muchas de las tareas y servicios, una vez reservada exclusivamente para los empleados del gobierno están en manos de civiles. Por ejemplo, los contratistas privados analizan gran parte de la información de inteligencia recopilada por satélites y vuelan a baja altura vehículos aéreos no tripulados, y escriben informes que se pasan a la línea a funcionarios gubernamentales de alto rango
4.- El Outsourcing aumentó dramáticamente después de 9 / 11. La administración Bush y el Congreso, decididos a impedir nuevos ataques terroristas, ordenó un importante aumento en gastos de inteligencia y organizó nuevas instituciones para la guerra contra el terror, como el Centro Nacional de Antiterrorista. Para reforzar estas organizaciones, la CIA y otras agencias están autorizados a contratar a miles de analistas y especialistas de la inteligencia humana, muchas de las personas con las habilidades y las autorizaciones de seguridad para hacer ese trabajo estaban trabajando en el sector privado.Como resultado de ello, la contratación creció rápidamente. Este aumento se puede ver en los documentos de DNI mostrando dólares adjudicación del contrato: Contrato de gasto, con base en los datos del DNI y de las estimaciones de este período, se mantuvo relativamente constante desde 1995 hasta 2001, alcanzando cerca de $ 20 millones al año. En 2002, el primer año después de los ataques contra Nueva York y Washington, los contratos subieron a cerca de $ 32 mil millones. En 2003 saltó de nuevo, alcanzando cerca de $ 42 mil millones. Se ha mantenido estable desde entonces hasta 2006 (los datos del DNI es la vigente en agosto del año pasado).
Debido a que casi el 90 por ciento de los contratos se clasifican de inteligencia y los presupuestos se mantienen  en secreto, es difícil elaborar una lista de contratistas  y sus ingresos derivados del trabajo de inteligencia. Basado en información disponible al público, con inclusión de documentos de las empresas que cotizan en bolsa con la Securities and Exchange Commission y comunicados de prensa de la compañía y los sitios Web, los cinco contratistas mayores de la inteligencia parecen ser Lockheed Martin, Northrop Grumman, SAIC, General Dynamics y L-3 Communications
Otros contratistas principales incluyen Booz Allen HamiltonCACI International, DRS Technologies y ManTech Internacional. El crecimiento de la industria y la dependencia de los presupuestos de gobierno ha convertido la inteligencia de contratación en un mercado atractivo para los ex altos funcionarios de seguridad nacional, como el ex director de la CIA, George Tenet, que ahora gana millones de dólares trabajando como director y asesor de cuatro compañías que tienen contratos con agencias de inteligencia de EE.UU. y realiza grandes negocios en Irak y en otros lugares.
5.- Según lo reseña BJ Hillhouse la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) reveló que el 70 por ciento del presupuesto de los servicios de inteligencia se destina a los contratistas… más del 70 por ciento de los funcionarios de la más reciente unidad de inteligencia, CIFA (Contrainteligencia de Campo de Actividad), está formada por empresas contratistas… En la CIA, la situación es similar. Entre el 50 y el 60 por ciento de su más importante dirección, el Servicio Nacional Clandestino (NCS), responsable de la recopilación de la inteligencia humana, está compuesto por trabajadores de las empresas privadas Abraxas, Booz Allen Hamilton, Lockheed Martin y Raytheon.. Las empresas privadas están muy implicadas en el más importante y más sensible documento de seguridad nacional: el  Breve Diario de Inteligencia que todas las mañana recibe el presidente de los EEUU está  siendo elaborado e influenciado por empresas subcontratadas… el sector privado espía ha logrado lo que ningún gobierno extranjero tiene: Ha penetrado en la CIA y está ejecutando sus programas.
6.- La externalización ha tenido lugar en casi todos los aspectos de las labores de inteligencia -acopio, contrainteligencia, las operaciones encubiertas-, pero en ninguna parte tiene la tendencia reciente más dramático que en el análisis como ya indicamos (el Breve Diario de Inteligencia) que recoge lo que el Presidente recibe en su escritorio cada mañana. Muchos de los contratistas, de hecho, son ex empleados con IC de seguridad, han dejado la inteligencia militar y  la comunidad de inteligencia, para trabajar en el sector privado. Muchos de estos ex IC profesionales simplemente giran de nuevo en puestos de trabajo similares, sin gran parte de las restricciones y la burocracia de sus antiguas posiciones.
 
7.- Otro ejemplo se encuentra en William B. Negro, Jr (retirado de la NSA en 1997 se unió  a SAIC y regresó a la NSA en 2000). Negro gestiona la entrega del contrato que fue abandonado después de $ 1 mil millones que se gastaron. Donald Foley, un director de SAIC, es un ex alto oficial de la Defense Advanced Agencia de Proyectos de Investigación (DARPA), el grupo responsable del desarrollo de nuevas tecnología militar. David Kay, que más tarde presidió el Grupo de Investigación en Iraq (lo que demuestra que Hussein no poseía armas de destrucción masiva, lo que demuestra que la guerra se inició con falsos pretextos), es también un SAIC accionista y ex director de la SAIC Centro de Tecnología para el contraterrorismo y de análisis. Un asistente de Donald Rumsfeld, Christopher “Ryan” Henry es un ex SAIC, el Secretario de Defensa Robert M. Gates, es un ex miembro de SAIC de la junta de directores.
8.-Examinando otro de estos monstruos de la subcontratación, encontramos a la empresa Booz Allen Hamilton Inc, donde J. Michael “Mike” McConnell, está en la línea para convertirse en el oficial superior de inteligencia que más ha contribuido a la subcontratación de inteligencia, siendo una figura líder en la externalización de operaciones de inteligencia en EE.UU.
Booz Allen es un consejero clave y contratista principal para todos los principales organismos de inteligencia de EE.UU. – la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), la National Geospatial-Intelligence Agency (NGA), la Oficina Nacional de Reconocimiento ( NRO), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), y – así como el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Centro Nacional de Contraterrorismo, del Departamento de Defensa y la mayoría de los comandos de combate del Pentágono.
Profundizando la reseña de esta colonización de la Comunidad de Inteligencia por las corporaciones privadas, vamos a examinar los múltiples vínculos entre el personal de Booz Allen ( empresa donde trabajaba Snowden, como ya vimos anteriormente)  y los organismos de seguridad de los EEUU:
As the director of Booz Allen’s US government business, for example, Gerencser serves in “several broad-based roles,” including “representing industry” to the Office of the Secretary of Defense and the Joint Chiefs of Staff, which manage the Pentagon’s vast intelligence operations. * Mark J. Gerencser como director de la empresa Booz Allen  ha tenido estrechos nexos con el gobierno de EE.UU., por ejemplo, Gerencser sirve en “varios papeles de amplia base”, como “representantes de la industria” a la Oficina del Secretario de Defensa y el Estado Mayor Conjunto, que gestionan gran inteligencia del Pentágono operaciones.He is also a member of Booz Allen’s leadership team that sets the strategic direction of the company, and has run many of the war games staged by Booz Allen for its government clients. También es miembro del equipo de liderazgo de Booz Allen, que establece la dirección estratégica de la empresa, y ha corrido muchos de los juegos de guerra organizada por Booz Allen para sus clientes gubernamentales.
Just below him in the company’s intelligence hierarchy is Ken Wiegand, another senior vice president.Justo debajo de él en la jerarquía de inteligencia de la empresa es Ken Wiegand, otro vicepresidente. Weigand came toBooz Allen in 1983 after working for a decade in Air Force intelligence, and now leads the firm’s work for national intelligence and law enforcement agencies and the Department of Homeland Security. Weigand llegó a Booz Allen en 1983 después de trabajar durante una década en la inteligencia de la Fuerza Aérea, y ahora dirige los esfuerzos de la empresa de inteligencia nacionales y los organismos policiales y el Departamento de Seguridad Nacional. His specialty, the Website says, includes imagery intelligence operations, which are managed by the NGA, one of Booz Allen’s most important clients. Su especialidad, el sitio web dice, incluye las operaciones de inteligencia de imágenes, que son gestionados por la NGA, uno de los clientes más importantes de Booz Allen.
Senior vice president Joseph W. Mahaffee, a veteran of naval intelligence, is the leader of Booz Allen’s Maryland procurement office business, which puts him in charge of the company’s contracts with the NSA in Fort Meade.Vicepresidente Joseph W. Mahaffee, un veterano de la inteligencia naval, es el líder de la oficina de Booz Allen, empresa de contratación de Maryland, que le pone a cargo de los contratos de la empresa con la NSA en Fort Meade. He focuses on “meeting the Information Assurance mission objectives” of the NSA with various technology services, including systems engineering, software development and “advanced telecommunications analysis.” Él se centra en “el cumplimiento de los objetivos de la misión Aseguramiento de la Información” de la NSA con distintos servicios de tecnología, incluida la ingeniería de sistemas, desarrollo de software y “el análisis avanzado de las telecomunicaciones”.
*Another key Booz Allen figure at the NSA is Marty Hill, who came to the company after a 35-year career in signals intelligence and electronic warfare and previously served as an expert on “information operations capabilities and policy” for Donald Rumsfeld’s Pentagon.Otra figura clave de Booz Allen en la NSA es Marty Hill, quien llegó a la compañía después de una carrera de 35 años en la inteligencia de señales y de guerra electrónica y previamente sirvió como un experto en “operaciones de información y capacidades de la política” del Pentágono, Donald Rumsfeld. He leads of team of 1,200 professionals engaged in all aspects of “signals intelligence” including technical analysis, systems development and operations. Se lleva de equipo de 1.200 profesionales que trabajan en todos los aspectos de la inteligencia “señales”, incluyendo el análisis técnico, desarrollo de sistemas y operaciones.
*Vice President Pamela Lentz is a former cryptology officer with the Navy and once worked as a program manager for TRW, one of the nation’s oldest intelligence contractors (it is now owned by Northrop Grumman). Vice President Pamela Lentz es un ex funcionario de la criptografía con la Armada y trabajó como gerente de programa de TRW, uno de los contratistas de inteligencia más antigua del país (que ahora es propiedad de Northrop Grumman). She is Booz Allen’s “client service officer” for the DIA and other military intelligence markets, which includes intelligence units within the Navy, Air Force, Army, the unified combatant commands and the undersecretary of defense for intelligence. Ella es “Booz Allen, director de servicio al cliente” de la DIA y otros mercados de la inteligencia militar, que incluye las unidades de inteligencia dentro de la Armada, la Fuerza Aérea, el Ejército, los comandos unificados de combate y el subsecretario de Defensa para la inteligencia. Among other tasks, Lentz manages a 120-person Booz Allenteam that supports the NRO, the Pentagon agency that manages the nation’s military spy satellites. Entre otras tareas, Lentz gestiona un 120-persona Booz Allen equipo que apoya la ONR, la agencia del Pentágono que maneja satélites espía militares de la nación. She also runs a task force that supports human intelligence collection efforts at the DIA. Ella también tiene un grupo de trabajo que apoya los esfuerzos de recopilación de inteligencia humana en la DIA.
*Vice President Laurene Gallo, a former intelligence analyst at the NSA, leads a Booz Allen “intelligence research and analysis” team that support several agencies, including the CIA, the DNI and the National Counterterrrorism Center. Vice President Laurene Gallo, un ex analista de inteligencia de la NSA, lidera un Booz Allen “La investigación y el análisis de” equipo que el apoyo de diversos organismos, incluida la CIA, el DNI y el Centro Nacional de Counterterrrorism. Vice President Richard Wilhelm, whose job at Booz Allen is to work with the CIA and the ODNI, came to the company after a long career in US intelligence that included stints directing the Joint Intelligence Center for Iraq during Operation Desert Storm and the NSA’s first director of information warfare.Vice President Richard Wilhelm, cuyo trabajo en Booz Allen es trabajar con la CIA y el ODNI, llegó a la empresa después de una larga carrera en la inteligencia de EE.UU. que incluye la dirección de tandas del Centro de Inteligencia Conjunto para el Iraq durante la Operación Tormenta del Desierto y primer director de la NSA de la guerra de información.
Vice President William Wansley, a former Army intelligence officer, leads a team of experts in “strategic and business planning” who support the CIA’s National Clandestine Service, the part of the CIA that conducts covert operations and recruits foreign spies, as well as the DNI.Vice President William Wansley, un ex oficial de inteligencia, dirige un equipo de expertos en “planificación estratégica y de negocio” que el apoyo nacional del Servicio Clandestino de la CIA, la parte de la CIA que realiza operaciones encubiertas, y recluta a espías extranjeros, así como el DNI . Another vice president Robert W. Noonan, a retired Army lieutenant general who once served as the Army’s deputy chief of staff for intelligence and the commanding general of the US Army’s Intelligence and Security Command, is in charge of expanding Booz Allen’s military intelligence business within all the armed services, the combatant commands, the DIA and the Office of the Secretary of Defense. Otro vicepresidente Robert W. Noonan, un teniente general retirado que sirvió como subjefe del Ejército de los funcionarios de la inteligencia y el comandante general de Inteligencia del Ejército de EE.UU. y de Seguridad de comandos, es el encargado de la ampliación del negocio de la inteligencia militar de Booz Allen dentro de todos los las fuerzas armadas, los mandos de combate, la DIA y la Oficina del Secretario de Defensa.
  • Entre los muchos fantasmas en la nómina de ex Booz Allen son R. James Woolsey, el conocido director de la CIA y ex neoconservador, Joan Dempsey, ex jefe de gabinete del director de la CIA George Tenet, y recientemente el director ejecutivo de Relaciones Exteriores, el Presidente Consejo Asesor de Inteligencia; y Keith Hall, el ex director de la Oficina Nacional de Reconocimiento, la súper-organización secreta que supervisa los satélites espía de la nación.
  • El ex alumno más ilustre de Booz Allen Hamilton es Michael McConnell, el actual Director de Inteligencia Nacional, el trabajo de espionaje más importantes del país, que personifica la puerta giratoria, hilado de trabajo en el gobierno a la industria y viceversa. Mike McConnell fue nombrado por el Presidente Bush como Director de Inteligencia Nacional,  era la primera vez, toma nota Shorrock, que un contratista fue puesto a cargo de todo el aparato de espionaje. McConnell fue un alto funcionario del Pentágono durante la administración de George Bush padre y de la primera Guerra del Golfo, donde trabajó por Dick Cheney, el Secretario de Defensa, como el asesor de inteligencia jefe al general Colin Powell, el jefe del Estado Mayor Conjunto. Cheney was so impressed with McConnell’s work during the war that he appointed him to head the NSA in 1993 (he later intervened personally to convince McConnell to take the DNI job in 2007). Cheney estaba tan impresionado con el trabajo de McConnell durante la guerra que le nombró al frente de la NSA en 1993 (que más tarde intervino personalmente para convencer a McConnell a tomar el trabajo de DNI en 2007).

McConnell subsequently spent more than 10 years as a Booz Allen senior vice president in charge of the company’s extensive contracts in military intelligence and information operations for the Pentagon. McConnell, posteriormente pasó más de 10 años como presidente de Booz Allenvicepresidente senior a cargo de los contratos amplia de la empresa en la inteligencia militar y operaciones de información para el Pentágono. In that job, his official biography states, McConnell provided intelligence support to “the US Unified Combatant Commanders, the Director of National Intelligence Agencies, and the Military Service Intelligence Directors.” En ese trabajo, su biografía oficial de los estados, McConnell proporcionan apoyo de inteligencia a “los EE.UU. Combatiente Unificado de Comandantes, el Director de Agencias de Inteligencia Nacional, y el Servicio de Inteligencia Militar Administración.” That made him a close colleague of not only Donald Rumsfeld, who ran the Pentagon from 2001 to 2007, but of Vice President Cheney, who has served President Bush as a kind of intelligence godfather since the earliest days of the administration. Eso lo hizo un colega cercano, no sólo de Donald Rumsfeld, que dirigió el Pentágono desde 2001 hasta 2007, pero de Vice President Cheney, que ha servido al presidente Bush como una especie de padrino de inteligencia desde los primeros días de la administración de Booz Allen para el Pentágono, McConnell estaba en el centro de la acción, tanto antes como después de los ataques del 11 de septiembre. During the first six years of the Bush administration, Booz Allen’s contracts with the US government rose dramatically, from $626,000 in 2000 to $1.6 billion in 2006. Durante los seis primeros años de la administración Bush, los contratos de Booz Allen con el gobierno de los EE.UU. aumentó drásticamente, de 626.000 dólares en 2000 a US $ 1,6 millones en 2006. McConnell and his staff at Booz Allen were deeply involved in some of the Bush administration’s most controversial counterterrorism programs.McConnell y su personal en Booz Allen estaban profundamente involucrados en algunos de los programas de lucha contra el terrorismo más controvertidas de la administración Bush. They included the Pentagon’s infamous Total Information Awareness data-mining scheme run by former Navy Admiral John Poindexter, which was an attempt to collect information on potential terrorists in America from phone records, credit card receipts and other databases.  Hoy en día, entre los muchos servicios que Booz Allen ofrece a las agencias de inteligencia, según su sitio web, son juegos de guerra – ejercicios simulados en los que militares y funcionarios de inteligencia a prueba su respuesta a las amenazas potenciales como los ataques terroristas -, así como extracción de datos y el análisis de imágenes y datos recogidos por los satélites espía de EE.UU., el diseño de cifrado, o criptografía, sistemas (una especialidad de la NSA) y la “subcontratación o la estrategia de privatización y de planificación.” 2007 de la compañía informe anual detalla varias otras áreas de especialización, incluyendo “Todos los análisis de las fuentes”, una especialidad de inteligencia administradas por la CIA y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (DNI), que se basa en fuentes públicas de información, como periódicos extranjeros y libros de texto, agregar texturas a los datos recogidos por los espías y electrónicos de vigilancia
 
Meanwhile, national security experts in the McCain camp characterize their candidate as a Washington veteran who doesn’t need a working group to advise him on the issues. Este sumario con los rasgos de la privatización de la inteligencia del imperio,  implica  un reto para comprender su naturaleza:
a.- Para entender esta realidad subyacente y encubierta, hay que reconstruirla críticamente.
 
b.- La Guerra de IV Generación y las operaciones psicológicas asociadas, la intervención extranjera u operaciones encubiertas, no la asume frontalmente los EEUU, sino que están “mediadas” por las tareas por encargo, “rentadas”, subcontratadas.
 
La práctica del “outsourcing intellygence” (con empresas privadas que trabajan para la comunidad de inteligencia) ha sido largamente explotadas por la CIA y el
Pentágono, a quienes les convienen usar las operaciones secretas que evaden controles y escrutinios públicos,empleando paramilitares, mercenarios, contratistas, en sus guerras encubiertas. Los beneficios para las agencias federales incluyen “negación pausible” con respecto al asesinato, la tortura, las desapariciones, el sicariato, la guerra sucia en propaganda y operaciones psicológicas, así como la capacidad para eludir el Código Militar de Honor y los acuerdos de la Convención de Ginebra. De esta manera el terrorismo de estado queda encubierto y en consecuencia los asesinatos, las torturas, las desapariciones, el sicariato y las operaciones psicológicas, se “privatizan”, siendo exponencial su crecimiento en la actual coyuntura histórica a partir de la descomposición del tradicional Estado capitalista, que ha ido adquiriendo los rasgos de un “ESTADO FORAJIDO”.
Las operaciones encubiertas o clandestinas vulneran el Estado de derecho y las formalidades jurídicas como ya señalamos, necesitando la “guerra encubierta” una administración también secreta, lo que permite el negociado y una mayor concentración de la riqueza.
 La reseña de este fenómeno de la subcontratación o alquiler de la inteligencia permite tener una visión global sobre la actual modalidad de intervención imperial, sosteniendo un punto de vista que se separa de unos cuantos lugares comunes sobre la tradicional invasión militar yanky:
 1.- El outsourcing de Inteligencia actualmente le da un piso distintivo a las intervenciones extranjeras, muy en especial  la Guerra de IV Generación y las Operaciones Psicológicas que le son inherentes, con sus matices y especificidades. (ver nuestro Dossier sobre Operaciones Psicológicas )
2.- Igualmente, articula la manipulación propagandística subcontratada con el trabajo de inteligencia (humana y tecnológica).
3.- Y finalmente, ambos procesos se combinan con el empleo de comandos o fuerzas especiales en actividades encubiertas.
_____________________________________________________________________
Fuente: Odio de Clase (título original: El caso Snowden y el Estado forajido)

Una respuesta a El caso Snowden

  1. En México Booz Allen Hamilton ha realizado trabajos en el sector de la seguridad en México. En Internet se puede tener acceso a la liga http://www.boozallen.com/media/file/socio-cultural-development-center-cs.pdf y descargar el PDF que describe el trabajo que realizo la consultora con la SEGOB en el sexenio de Felipe Calderón. En la liga http://www.dhs.gov/xlibrary/assets/cne-criminalproceedsstudy.pdf se encuentra un trabajo realizado por la SHCP la Unidad de Inteligencia Financiera y el Gobierno de los EU, donde se presenta una estrategia para combatir el crimen. Estos documentos son del dominio público y contienen información que en algún momento fue sensible para el Estado Mexicano. Sería prudente revisar sus contratos y políticas de personal que tienen en México, porque hoy no sabemos cuántos Sr. Snowden trabajan para empresas que su labor es coadyuvar en la seguridad del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: