Otra célula de las CJC se escinde en bloque


En una carta remitida a la redacción de Canarias-Semanal, el Colectivo de Jóvenes Comunistas de Castilla-La Mancha ha expuesto las razones que le llevan a formalizar su ruptura con el Partido Comunista de los Pueblos de España y los CJC de esta organización.

    “Durante los últimos meses – afirman –  están sucediendo unos hechos peligrosos que han dañado y puesto en cuestión la estabilidad y el proyecto que representa el PCPE y los CJC y el desarrollo del proyecto revolucionario en el Estado Español. Desde el Comité Regional de Castilla-La Mancha se han planteado diversas cuestiones y críticas sobre  procedimientos que nos han parecido incorrectos,  desde una auténtica voluntad de resolver de modo adecuado y justo las contradicciones, pero el desarrollo de los acontecimientos han hecho que éstas se transformasen paulatinamente en contradicciones antagónicas en el seno de la organización”.

En este sentido, los jóvenes comunistas de Castilla La Mancha se refieren a lo que – en su opinión – es la “problemática del PCPE y los CJC”, asegurando que la “práctica del partido desmiente  todo lo expresado en la línea programática adoptada en su  IX Congreso. En dicho congreso – dicen – se aprobó trabajar por la construcción  de un  Frente Obrero y Popular por el Socialismo (FOPS) y se expuso la necesidad de la “unidad comunista, pero en la práctica se ha aplicado “una construcción sectaria y burocrática de las llamadas patas del FOPS”.

 

“LOS CUOs SE HAN CONSTRUIDO COMO  ESTRUCTURAS BUROCRÁTICAS SIN INFLUENCIA EN LOS CENTROS DE TRABAJO”

Para los CJC Castilla-La Mancha, un ejemplo de esta forma de trabajo político lo constituyen los Comités de Unidad Obrera (CUOs) impulsados por el PCPE. Según el análisis de este colectivo, “la propuesta de los CUOs era en esencia positiva, al permitir romper con el fraccionamiento sindical y el corporativismo” Los jóvenes comunistas castellanos, sin embargo, critican que estos Comités “se hayan presentado a  la clase obrera por lo general como un proyecto terminado, al que, tras haber finalizado su teorización, se llamaba a las masas a integrarse  directamente”.

   “En los documentos presentados para la asamblea de cuadros del movimiento obrero de CJC – continúan exponiendo – se llegó a proponer celebrar reuniones con los representantes de los Comités de Empresa de un centro de trabajo en conflicto con el fin de “brevemente” exponerles el proyecto de los CUOs“. Igualmente erróneo les parece “la concepción izquierdista de su articulación planteada  en el I encuentro de los CUO, en el que se propuso que estos se declarasen a sí mismos como  “socialistas””.

Como consecuencia de todo ello – afirman – “salvo honrosas excepciones los CUOs se han construido en la mayoría de lugares como una estructura creada de manera burocrática con los miembros del Partido y sus simpatizantes sin tener una influencia constatable en los centros de trabajo”.

 

“EL PARTIDO LLEGÓ A ASUMIR DEMENCIALES TEORÍAS CONSPIRATIVAS SOBRE EL 15M Y OTROS MOVIMIENTOS SOCIALES”

Los CJC de Castilla La Mancha estiman, igualmente, que el PCPE  “ha tenido una caracterización extremadamente sectaria y dogmática en relación a diversos movimientos de masas que han surgido de manera espontánea ante los antagonismo de clase, producto de la crisis, como es el caso del movimiento 15M, el movimiento 25S o la marcha de las distintas “Mareas ciudadanas”.

   “Cuando se produjeron estos movimientos -dicen- el partidoen vez de hacer un análisis detallado, criticar lo incorrecto del movimiento, y señalar sus cosas justas, llamó a toda la militancia a no intervenir en ellos, renunció a dirigir a las masas y tomó un método unilateral al caracterizarlos como movimientos “interclasistas” y “pequeñoburgueses”, sin tener en cuenta que este movimiento había salido de la espontaneidad de las masas, y como tal, tenía un carácter pequeñoburgués y reformista por sí sólo, y que solo la intervención de los y las comunistas, del partido de vanguardia, podía revertir esta situación”. “El partido  -añaden-llego asumir demenciales teorías conspirativas, llegando a afirmar que dichos movimientos habían sido impulsados por el Estado burgués, con el fin de alejar a las masas de un estallido social que se preveía inminente, e incluso se llegó a sugerir que algunos de estos movimientos representaban un intento de golpe de estado de la extrema-derecha”.

“EL PCPE TRATA DE APLICAR MECÁNICAMENTE LA LÍNEA DEL KKE, PERO NO TIENE IDEA DE CÓMO HACERLO EN EL PLANO PRÁCTICO”

Según los CJC Castilla La Mancha, el “dogmatismo ideológico y el sectarismo del PCPE se traslada también a las relaciones en el conjunto de la organización” y es responsable, además, de los “sucesivos fracaso de los “procesos de unidad” con otras organizaciones marxistas-leninistas”. De acuerdo al análisis de este colectivo, dichos “fracasos” se han producido porque el PCPE “se considera como el definitivo “partido de la revolución” y como un hecho finalizado que no está sujeto a cambios, lo que supone que se conciban los “procesos de unidad” como procesos de absorción mediante los cuales no se pretende aprovechar la experiencia política y organizativa de camaradas procedentes de otras organizaciones, sino liquidar otras organizaciones que pudieran ser rivales y autorreafirmarse como único Partido Comunista en el Estado Español”.

En este sentido, los comunistas castellanos acusan al PCPE de “trabajar constantemente por construir una careta artificial que le permita de cara al exterior el reconocimiento internacional para erigirse como “partido de la vanguardia”, así como de  “hacer un “copia y pega” de la línea de masas de otros partidos, en especial el Partido Comunista Griego (KKE), creyéndose, que así alcanzará la fórmula mágica y correcta para llegar hasta la victoria final”. “Aplican de forma mecánica la realidad griega de la lucha de clases a la realidad española, sin realizar ningún tipo de análisis es algo totalmente idealista y acientífico. El PCPE copia el diseño del llamado Frente Obrero y Popular sobre el papel, pero luego en el terreno práctico no tiene idea de cómo desarrollarlo” – dicen.

 

 

“EN EL PARTIDO SE AISLA Y RECHAZA A TODOS LOS ELEMENTOS CRÍTICOS”

Profundizando en esta línea de crítica, los CJC-Castilla La Mancha apuntan que desde elComité Regional de Castilla-La Mancha se expresaron en el seno de partido lo que consideraban “concepciones erróneas” sobre su propio funcionamiento interno y la forma de trabajar en los frentes de masas en esta región. “Esta última – dicen – se limitaba a acudir a las concentraciones con banderas y pancartas, pero sin mantener un contacto directo con las masas”. “Del mismo modo – añaden – se rechazaba la intervención dentro del movimiento estudiantil bajo una justificación sectaria de que las estructuras del movimiento estudiantil se encontraban hegemonizadas por el reformismo, negando todo trabajo en ellas y entregando amablemente la dirección al reformismo”.

   “Estos problemas y desviaciones – opinan – son propias del oportunismo, pero no necesariamente deberían ser antagónicos si se abordaran con afán de superación. Sin embargo, en la estructura del PCPE/CJC no se reconocen los errores y fracasos de la línea de masas de la organización. Estos fracasos se suelen achacar a factores exógenos: bajo nivel de conciencia de las masas, influencia del reformismo y la aristocracia obrera en el movimiento obrero o de la pequeña burguesía y el postmodernismo en el movimiento estudiantil, no se va a la raíz del problema. Los informes de rendición de cuentas difunden una retórica triunfalista y “ultrarrevolucionaria”, que hacen pensar a la militancia que nos encontramos en la ante sala de la revolución y que el PCPE es el partido de vanguardia que va a llevar a la clase obrera a su emancipación”.

Para los CJC de Castilla La Mancha, “el dogmatismo ideológico y el sectarismo indican que la línea aparentemente más “avanzada” asumida por el PCPE en el IX Congreso sólo ha servido para que un grupo de poder  o una fracción en el seno del partido con ayuda de determinados dirigentes de la juventud se afianzase en el seno de la organización y el aparato”.

 

El colectivo castellano acusa también a la dirección del PCPE y los CJC de “rechazar y aislar a todos los elementos críticos del partido y de promocionar a los cuadros en función de su lealtad personal hacia los miembros de la fracción”. “Para ello  -denuncian- se fomenta un total desprecio de la formación en los militantes de base, a los que se relega a una formación formal y mecánica; los únicos que reciben una formación más avanzada son los cuadros dirigentes afines al grupo dominante”.

   “No queremos -concluyen –  dar una imagen en esta carta de que rompemos por ser unos ‘iluminados’ con la verdad ‘absoluta’. Nosotros no negamos que en este conflicto que se ha mantenido hayamos cometido errores pero, con todo ello, no vemos que a día de hoy elPCPE sea una estructura desde la cual sea posible atajar la ardua tarea de la construcción del partido de la revolución en el Estado español”. 

Fuente: http://comunistasdecastillalamancha.blogspot.com.es/

5 Responses to Otra célula de las CJC se escinde en bloque

  1. Mamelo Suarez dice:

    Todo es culpa de PEGASO

  2. Iraultza dice:

    “El partido -añaden-llego asumir demenciales teorías conspirativas, llegando a afirmar que dichos movimientos habían sido impulsados por el Estado burgués, con el fin de alejar a las masas de un estallido social que se preveía inminente, e incluso se llegó a sugerir que algunos de estos movimientos representaban un intento de golpe de estado de la extrema-derecha”.

    pues esto es bastante cierto. hay una entrevista hecha a los organizadores y convocantes del 15-M, una agencia capitalista, diciendo que en España las cosas no se pueden hacer como en Libia porque es una democracia… asi que espontaneo sera el apoyo de las masas porque el movimiento no, es un movimiento burgues que viene de las entrañas del imperialismo y que busca lo de siempre, alejar al proletariado de la revolucion socialista y ponerlo de furgon de cola de la aristocracia obrera y la pequeña-burguesia izquierdista (ahora con version electoral)

    • lolaín dice:

      todos los movimientos espontáneos están plagados de teoría burguesa, puesto que no asumen la praxis revolucionaria del socialismo científico. Lo que hay que ver es si se puede elevar el nivel de pensamiento de la gente que participa en estos movimientos, y si ahí participan los elementos más combativos de los trabajadores. Supongo que algo tan heterogéneo como el 15-M dependerá del lugar. Lo que no se puede hacer es caer en el conspiracionismo de que, como un movimiento no es revolucionario, es automáticamente una maniobra fascista. Este es un problemón evidente del PCPE. Estoy seguro que me encontraría más gente combativa entre las asambleas de pueblos y barrios relacionados con el 15-M, que no en CCOO…

  3. ElGateteComunista dice:

    a mi no me miren yo VOTE a codos

  4. Leon Rojo dice:

    Una pregunta ¿ que pensais de las escisones y abandonos del PCPE? Habria de hacer el Partido Comunista de Castilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: