El gilipollas de la semana: El comunista putero


Hola a todos un dia más, hoy amigos, nos gustaría reflexionar antes de nada, y pese al habitual tono humorístico e irónico del blog, acerca de un tema que no es gracioso; la prostitución.

La llamada “profesión más antigua del mundo”(que lo único que hace es delatar la posición de sumisión de la mujer frente al hombre en casi todas las etapas de nuestra historia), sigue existiendo hoy dia, y como el primer dia, aquellas personas con un ínfimo respeto por la figura de la mujer, aquellos que acusan un desorden afectivo  que tratan de compensar con dinero, son precisamente esas personas las que siguen haciendo de la prostitución un negocio para algunxs, y no queremos señalar a ciertas mujeres que por no tener otra opción, han decidido vender su cuerpo a viciosos sin escrúpulos y con la cartera llena, queremos señalar a todo ese tejido que rodea la prostitución, y que involucra desde chulos y mafiosos, hasta policías y políticos.

La prostitución no es un trabajo hecho para las mujeres libres, como algunxs nos intentan vender, pues estará siempre sujeta al pago y voluntad de aquellos que posean el capital y estén dispuestos a acordar un precio al cuerpo de estas.

La prostitución no es la salida de los desafortunados, pues no hay mal personal o social que se pueda paliar con el negocio.

La prostitución se debe, única y exclusivamente,  a aquellos elementos de la sociedad cuya conciencia de clase está descompuesta o se trata simplemente de una máscara.  Se debe a aquellas personas cuyo concepto de la mujer roza la servidumbre, la concepción de estas como un objeto puesto en su camino para darle placer y seguridad, para hacer realidad todos sus sueños mientras él es el espectador protagonista, aquellas personas que gozan con la mentira autoimpuesta de que esa mujer quiere realmente estar ahí con él, mientras que él es un noble caballero que la bendice con dinero.

Camaradas, la prostitución es una lacra en la concienciación de clase, en la lucha por la emancipación de la sociedad del patriarcalismo, y lo más lamentable de todo, es que a día de hoy, siguen existiendo elementos puteros que se hacen pasar por comunistas, ante la complicidad y en algunos casos aprobación de sus camaradas.

Hablamos camaradas, de un sujeto que como no podía ser casualidad, pertenece al ámbito PCPErro, y ha alcanzado ya la fama por frases como “yo no me aprovecho de ellas, dicen que soy guapo, e incluso me dan su teléfono“. Este personaje, que ha ido dando vueltas por varios colectivos en Madrid, ha terminado asentándose en el PCPE, donde se encuentra completamente a gusto en un ambiente de camaradería sin preguntas, sin crítica o autocrítica, donde podrías estar haciendo doble militancia con UPyD y solo te echarían en caso de que decidieses no apoyar la candidatura electoral.

Este sujeto, ha intentado en repetidas ocasiones provocarnos mediante comentarios a través del blog y Facebook, reservando para este último un tono más “sutil” que en estos ambientes se conoce como “trollear”, siendo mayúscula nuestra sorpresa cuando descubrimos que aquel que nos decía; “+1 a OCBR”, pertenece al PCPE(siendo gracioso que las palabras de los dos de OCBR hacia el PCPE sean “cretinismo parlamentario”).
Es sabido por todos que dentro del teórico espectro “de izquierdas” en el estado español, siguen existiendo conductas machistas y homófobas, por no decir xenófobas en algunos casos, pero nunca antes habíamos presenciado la acogida por parte de nadie(¿casualidad que sea el PCPE?) de un reconocido y orgulloso putero, el cual merece el desprecio de todxs aquellxs que se autodenominen comunistas.

VIVA LA LUCHA DE LAS MUJERES TRABAJADORAS.
NO A LAS CONDUCTAS MACHISTAS DENTRO DE LOS ÁMBITOS “COMUNISTAS”.

14 Responses to El gilipollas de la semana: El comunista putero

  1. Meme dice:

    No lancéis la piedra y escondáis la mano. Si denunciáis a un sujeto así hacedlo bien con nombres y apellidos. Pues si esta historia es real, él merece su castigo.

    • rsamadrid dice:

      Si ponemos nombres y apellidos del sujeto, lo menos que nos puede caer es una denuncia, creeme que el sujeto en cuestión está bastante claro quién es para aquel que lo conozca. Si tienes un interés muy grande no hay más que hablarlo con nosotros a través de facebook o en persona, obviamente en privado.

    • rsamadrid dice:

      Ya, pero como es un denunciante si ponemos el nombre nos denuncia, dinos tu quien eres, quedamos y te lo presentamos, y así puedes preguntarle lo que quieras.

  2. Meme dice:

    Censura a tope!!!!

    • rsamadrid dice:

      Cuando dejes de soltar mierda por la boca cada dia con una IP y nombres distintos, lo mismo nos pensamos el no censurarte las gilipolleces que sueltas.

      Atte. RSA Madrid

  3. Luis dice:

    Creo que el artículo se equivoca al confundir la prostitución con la explotación sexual, cuando no son lo mismo (aunque la mayoría de las veces ambas cosas van de la mano); del mismo modo que no son lo mismo el trabajo y la explotación laboral (aunque también van de la mano muchas veces). Evidentemente, debe combatirse la trata de blancas, el forzar a una o varias mujeres a tener sexo con hombres o con quien sea. Con respecto a esto, no hay debate posible. La cuestión es cómo se afronta el tema para con aquellas mujeres que quieren ejercer la prostitución, o mejor dicho, que prefieren ejercer la prostitución antes que verse sometidas a la explotación asalariada, que prefieren aguantar a un cliente durante 20 minutos antes que a un jefe durante 8 horas. ¿También se les va a decir que no pueden (o no deben) ejercer la prostitución? ¿Sí pueden ser explotadas limpiando oficinas, poniendo copas o fregando suelos pero no pueden serlo teniendo sexo a cambio de dinero? En ambos casos se está usando el cuerpo de la mujer, pero no logro entender por qué va a ser más digno limpiar retretes que follar por dinero, por qué lo primero respeta más a la mujer que lo segundo. A lo mejor lo que ocurre es que en el primer caso cuentan con derechos laborales (unos pocos), mientras que en el segundo no. Es decir, lo que necesitan las prostitutas son derechos; no caridad (por mucho que ésta sea “caridad revolucionaria”).
    Si uno echa un vistazo a las webs de las asociaciones de prostitutas (CATS, Hetaira, Genera, etc.) comprobará cómo en ningún caso las prostitutas están por la abolición de la prostitución. Ellas mismas, las prostitutas organizadas, no quieren abolir la prostitución. Sólo con eso ya debería bastar para zanjar el debate y pararse a escuchar a las más directamente interesadas: las prostitutas.
    Lo que quieren son derechos, lo que quieren es poder ejercer su profesión en unas condiciones dignas, iguales a las del resto de trabajadores y trabajadoras. ¿Por qué desde determinados sectores de izquierda y del feminismo se insiste en negarles los derechos que piden? ¿Por qué las señoras de la limpieza, las cajeras del Carrefour, las secretarias de Dirección, etc. por qué todas ellas sí que pueden tener derechos, pero las prostitutas no? ¿Por qué sólo se ve patriarcado en la prostitución y no en el resto de sectores? Me diréis que “no, hombre, claro que vemos patriarcado en el resto de sectores, igualmente hay que combatir la explotación de la mujer en esos ámbitos”. Pues muy bien, pero creo que una buena forma de empezar a acabar con la explotación de la mujer es otorgar derechos laborales a todas las trabajadoras, también a las sexuales, y no sólo a las de las profesiones más aceptadas socialmente.

    • rsamadrid dice:

      Evidentemente no eres comunista, ya que estás abogando en favor de la regularización y concesión de derechos a unas mujeres que pretenden ejercer como pequeñoburguesas, explotando su propio cuerpo para obtener beneficios.
      Que te conste que luchamos y lucharemos siempre por la emancipación de género, pero no sirve de nada hacerlo si no culminamos la emancipación de clase, de poco me vale que una mujer pueda “ejercer su derecho” a prostituirse para ganar 3.000€ en una noche cuando habrá millones de mujeres trabajando día tras día por 1€ a la semana cosiendo balones en Thailandia.

      Desde la RSA consideramos que el debate sobre la regularización de la prostitución es estéril mientras no desaparezcan las mafias que comercian con personas para que luego un payaso como el del artículo se las folle, bajo amenaza de matar a toda su familia si no lo hace. No se puede hablar mientras existan mujeres que por no tener cualificación no tienen otra salida más que ganar 400€ al mes limpiando o 1500 prostituyéndose en una tarde. Consideramos que la prostitución, vender tu cuerpo durante X tiempo para mantener relaciones sexuales con otra persona cuyo único requisito ES TENER DINERO, nos parece sencillamente vergonzoso. Cada cual que siga su camino, pero nos encantan los falsos revolucionarios de salón que abogan por la prostitución para irse de putas sin complejos, y luego si llamas puta a su madre entran en cólera.

  4. Luis dice:

    Ah, entiendo entonces que lo que te preocupa de la prostitución no son las condiciones de las prostitutas en sí, sino el hecho de que son enemigas de clase. Sinceramente, creo que hace falta tener muy poca vergüenza para considerar a las prostitutas enemigas de clase, cuando es precisamente uno de los sectores más golpeados por la ausencia de derechos laborales (si no el que más).
    Efectivamente, la emancipación de la mujer debe ir pareja a la emancipación de clase, pero no me vale el argumento de los balones de Thailandia. Eso lo único que prueba es que, además del de la prostitución, hay otros sectores explotados. Pero si las mujeres que cosen balones están en esa situación es, precisamente, porque no tienen derechos, al igual que las prostitutas. Lo que no puede ser es decir que las prostitutas no deben tener derechos porque hay mujeres que cosen balones por dos duros. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?
    De nuevo, vuelves a confundir la prostitución con la explotación sexual. Aquí nadie está hablando de mafias, extorsión, etc. Ya te he dicho que ahí no hay debate, que evidentemente hay que perseguir esas prácticas. De lo que estamos hablando es de las mujeres que prefieren prostituirse sexualmente antes que prostituirse asalariadamente (como hacemos todos, o al menos los que podemos). ¿Porque dónde está el límite de la prostitución? ¿A partir de qué momento podemos considerar que una mujer se está prostituyendo? ¿Sólo si hay coito? ¿Lucir un escote despampanante de cara a pasar una entrevista de trabajo no es prostitución? ¿Lucir una minifalda para que te inviten a copas no es prostitución? ¿Limpiar retretes o culos de ancianos a cambio de dinero no es prostitución? ¿El trabajo asalariado no es prostitución? Todos somos putas, la diferencia es la tarifa.
    Tampoco creo que prostituirse sea vender el cuerpo, creo que más bien sería alquilarlo. Las que lo venden son las que se casan, en todo caso 😉
    Creo que detrás de los argumentos abolicionistas se esconde, nada más y nada menos, que una concepción del sexo muy católica (40 años de nacional-catolicismo explícito pesan mucho).

    • rsamadrid dice:

      1-Para nada consideramos las prostitutas enemigas de clase. No, al menos, las explotadas por alguien o por las condiciones sociales de precariedad de las que vienen y en las que se meten. Esa pequeña minoría que lo hacen porque sí, que siguen promoviendo una forma de entender las relaciones de género, que subordinan sus intereses particulares a los intereses generales de las mujeres obreras, esas NO son nuestra clase. Punto.

      2- ¿Estamos a favor de que las mujeres vayan con escote para ser usadas como carne por el empresario? No, pues entonces no nos pongas un ejemplo tan absurdo. Al igual que limpiar culos. Semejantes argumentos solo pueden salir de alguien que no sabe lo que es la prostitución o solo conoce esa ínfima minoría de prostitutas acomodadas. La prostitución se basa en la COSIFICACIÓN de la prostituta, generalmente miserables que no tienen nada que echarse a la boca y tienen que aguantar a PUTOS CERDOS que las violen para poder comer. Que tienen que estar en plena noche fría en medio de la nada con un tanga y una camiseta que enseñe mucha carne, que corren el riesgo de contraer enfermedades de cerdos o de chupar pollas asquerosas porque no, estas mujeres no follan porque les gustan sus clientes.

      Creo que detrás de los argumentos tuyos se esconde, nada más y nada menos, que una concepción de la mujer cosificada y pequeñoburguesa, donde se idealiza la prostitución en plan mujer libre que folla porque quiere y con quien quiere y que ama su trabajo porque no tiene que limpiar culos a ancianos, cuando la cruda realidad demuestra lo contrario. Siglos de patriarcado pesan mucho 😉

  5. Luis dice:

    Te repito: nadie está hablando de las que están forzadas, pues eso es explotación sexual. Estamos hablando de las que, para vivir, prefieren tener sexo antes que servir copas, fregar suelos, barrer calles, etc. ¿Por qué no pueden mantener sus relaciones de género como a ellas les dé la gana? Creía que el lema era “Mi coño, mi decisión”.

    Y cualquier trabajo, bajo condiciones capitalistas de producción, se basa en la cosificación del trabajador. La cuestión es por qué, del mismo modo que estos trabajadores pueden ejercer su profesión de una manera mínimamente digna, a las prostitutas les está vetado dignificar su profesión: derechos laborales, baja po maternidad, derecho a paro, a huelga, a organizarse en un sindicato, vacaciones pagadas, etc.

    • rsamadrid dice:

      Menuda visión más burguesa de lo que es la voluntad. La voluntad está condicionada por las condiciones sociales, no es necesario que te fuerce una persona a prostituirte, te puede forzar tu situación socioeconómica y el hecho de que el cuerpo de la mujer sea cosificado (bueno, a ti no, porque se nota que no sabes lo que sufre una prostituta media). Por eso, por mucho que tu simplifiques el fenómeno de la prostitución y repitas consignas muy bonitas, la realidad es que prostitución y la miseria van íntimamente relacionados desde que nació hasta día de hoy.

      El argumento de que un obrero tambien “se prostituye” no nos sirve, no solo porque una persona con un mínimo sentido de la realidad del mundo de la explotación sexual sabe que no es lo mismo, nosotros no estamos a favor de abolir la prostitución en el marco del capitalismo. Eso es imposible. Eso sería beneficioso para el mercado negro de mujeres. Se presupone que nosotros somos comunistas y no somos partidarios de eso. Pero es que nosotros estamos directamente contra el mercado, sea regulado o negro. ¿se puede ser feminista defendiendo que el precio del cuerpo de la mujer se someta a leyes mercantiles que ellas no controlan? ¿Pero es que tu te has creído que las mujeres que se prostituyen deciden cuánto cobrar y pone las condiciones? Eso será una minoría de prostitutas de lujo (huelga a decir que estas no son de nuestra clase), porque la mayoría hacen LO QUE SEA con tal de tener suficiente para comer.

      Que las que no pueden más con su miseria vendan su cuerpo porque la carne FEMENINA es mercancía es patriarcado. Que las que no viven en la miseria sino que viven de forma bastante holgadita decidan “””libremente””” (¡hola, Alienación!, eso que sirve para creer que queremos algo que no queremos, o para no odiar algo que nos perjudica) vender su cuerpo porque en la mierda de mundo en que vivimos un trocillo de carne femenina para un maldito putero da para más que en otro curro precario de mierda del capitalismo, es… ¡adivina! Sí, has acertado, ¡patriarcado! ES FACILISIMO DE ENTENDER

      • Luis dice:

        No, perdona, quien creo que no sabe lo que sufre una prostituta media eres tú, que no quieres concederles derechos porque crees que deben esperar a la Revolución para que se liberen al 100%. Mientras tanto, que aguanten. Eso sí, tú en tu curro gozas de todos esos derechos que niegas a las prostitutas.
        También fregar suelos va unido a la miseria, y barrer las calles, y limpiar los culos de los ancianos, pero todos esos trabajadores tienen derechos. Pues bien, ¿por qué las prostitutas no pueden tener también esos derechos?
        No es cuestión de que abolir la prostitución en el marco del capitalismo sea imposible, es que es perjudicial. Si declaramos ilegal la prostitución, tendremos que detener a las prostitutas, y es obvio que eso no es lo que pretendemos.
        Precisamente lo que beneficia al mercado negro de mujeres es el hecho de que la prostitución no esté regulada, pues, en el momento en que esté regulada y definidos los parámetros en los que la prostitución se puede dar, a cualquier capullo que se le ocurra traficar con mujeres le caerá encima todo el peso de la ley, del mismo modo que hoy, en España, ningún empresario puede tener a un niño de ocho años currando 16 horas al día cosiendo balones de fútbol, porque los trabajadores que cosen balones de fútbol tienen derechos (entre los que se encuentran tener un mínimo de edad y currar un máximo de horas con los descansos establecidos por ley).
        Claro que el cuerpo de la mujer no debe tener precio, ni el de ningún trabajador, pero vivimos en un sistema capitalista, en el que, para sobrevivir, tenemos que vendernos, y más nos vale hacerlo al mejor precio (con el mejor salario y condiciones posibles). Por lo tanto, las prostitutas deben tener derechos, como los tiene cualquier otro trabajador, aunque estos derechos no garanticen la revolución (es más, la frenen).
        Las mujeres que se prostituyen sin poner ellas las condiciones están explotadas sexualmente y es precisamente eso lo que hay que combatir. ¿Y cómo se combate? Pues exigiendo derechos laborales, como todos los trabajadores, para que no tenga que aguantar “LO QUE SEA”, sino lo que ellas decidan. Que sean ellas mismas quienes pongan los límites, como cualquier otro trabajador. Que las exploten en las mismas condiciones en que nos explotan al resto de trabajadores: con derecho a huelga, con derecho a cobrar el paro, con derecho a baja por maternidad, con derecho a organizarse en un sindicato, con derecho a vacaciones pagadas, etc.

      • rsamadrid dice:

        “No, perdona, quien creo que no sabe lo que sufre una prostituta media eres tú, que no quieres concederles derechos porque crees que deben esperar a la Revolución para que se liberen al 100%. Mientras tanto, que aguanten. Eso sí, tú en tu curro gozas de todos esos derechos que niegas a las prostitutas.”

        Es evidente que no has entendido qué postura defendemos nosotrxs. Ya hemos dicho que defender la abolición dentro del capitalismo es absurdo y contraproducente. Nuestro objetivo estratégico es la abolición, pero eso no se consigue en dos días o por decreto-ley, sino mediante la transformación social y la movilización. Hasta conseguir la abolición, hay miles de medidas, y una de ellas integración social en trabajo dignos, es un camino. Nosotroxs no pretendemos prohibir la prostitución, y “problema solucionado”. Tampoco estamos en contra de que las prostitutas defendieran sus derechos, por ejemplo reclamando un sueldo mínimo (aunque eso no pasa pq precisamente la prostitución NO es un trabajo cualquiera y las mujeres que lo ejercen lo hacen por desesperación y cosificación extrema, osea, que puedes poner derechos a maternidad y salarios mínimos, no pierdes nada, pero las prostitutas seguirán vendiéndose sin derechos en el mercado negro empujadas por la miseria). Así que nosotrxs no negamos derechos a nadie. Nos parece hasta ofensivo que vengas aquí con semejantes prejuicios. A partir de ese párrafo, todo el resto de tu comentario es absurdo y además demuestras que nunca has entendido la posición que tenemos lxs abolicionistas y deberías informarte antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: