Ojos que no ven.


La semana pasada trascendía que Emilio Hellín, pistolero ultra perteneciente a Fuerza Nueva en el tardofranquismo y asesino confeso de la militante de izquierdas Yolanda González en 1980, actualmente trabaja como asesor y formador de los cuerpos de Seguridad del Estado.

La violencia neofascista puede interpretarse como la herramienta de la que echa mano el sistema capitalista cuando las luchas sociales florecen.

Lo hemos visto en http://odiodeclase.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: